Jorge: "Toman jocosamente algo que nos duele a todos"

Operación: el gobernador no quiso meterse de lleno en la problemática de la salud pública. Como excusa, argumentó que hay especialistas en la materia. "¿Vos te operarías conmigo?", ironizó para salir del paso. En ese sector siguen esperando una respuesta a los planteos de mejoras laborales y salariales.
El gobernador Oscar Mario Jorge insistió ayer en rechazar la manifestación que el jueves hicieron los trabajadores de Salud, en reclamo de mejores condiciones laborales e incremento salarial. Esa manifestación, que se llamó "danza de la lluvia", consistió en una ironía de los empleados del sector. A Jorge no le gustó: "toman jocosamente una situación que nos duele a todos", dijo ayer.

El jefe del Ejecutivo provincial, en los días previos, había dado a entender que los problemas de la provincia se resolverían si lloviera y se acabara la sequía. Respecto de la danza de la lluvia, el gobernador ya se había quejado el día anterior: "¿Lo hacen en serio o es para reírse?", se preguntó.

Ayer insistió con sus conceptos, en el marco de la inauguración del nuevo edificio de la Escuela Nº 2 de Santa Rosa, donde estuvo presente.

No hubo respuestas concretas ante el reclamo de los profesionales y trabajadores de la salud, pese a que el propio Ejecutivo había solicitado 15 días -que ya pasaron- para analizar una contestación a algunos de los planteos formulados en un petitorio y en la mesa que se gestó con participación de ambas partes, pero que enseguida se frustró.

Jorge dijo ayer que "no me voy a meter" en el análisis de los problemas de la salud pública, porque -dio a entender- la problemática debe ser abordada por técnicos y especialistas. "¿Vos te operarías conmigo?", le preguntó irónicamente a un periodista.

El gobernador reconoció que se está analizando la Ley 1.420 que rige el funcionamiento de los empleados del sector. Una modificación permitiría en algunos casos incrementar los salarios de algunos profesionales, sobre todo los especialistas, y evitar de ese modo las fugas hacia el sector privado.

"Se han otorgado todos los recursos posibles al sector Salud; los médicos se van al sector privado porque están mejor, mientras que las clínicas privadas también piden subsidios", planteó.

"Mucha gente va al hospital por necesidad, la salud pública está abarrotada de demanda", admitió. Y no le faltó tiempo para quejarse, como lo viene haciendo en las últimas semanas, respecto de la crisis: esta vez hizo referencia puntual a "la caída de los precios de cereales, carne, petróleo. El problema no es sólo Santa Rosa", añadió por las dudas, en referencia a la crisis de la Municipalidad capital, para la que el Gobierno Provincial destinó un adelanto de coparticipación de $ 500.000.

Comentá la nota