Jorge Sapag afirmó que no cederá a la "politiquería" y al "clientelismo"

Sostuvo que discutir entre anti y pro kirchnerismo es "una pÉrdida de tiempo". Defendió la relación con Nación y dijo que sólo se pone "de rodillas ante Dios".
Señaló que en tiempos de campaña electoral los discursos políticos son "verdaderos espejitos de colores que pretenden atraer votos para el propio molino".

Neuquén > El gobernador Jorge Sapag aseguró ayer que la discusión política que se establece entre kirchnerismo y antikirchnerismo es una "pérdida de tiempo" y que no cederá a la "poliquitería" y al "clientelismo". Defendió el vínculo que estableció con el gobierno de Cristina Fernández en el marco de un "Federalismo de Concertación", aunque aclaró que esto no significa poner a la provincia a merced de Nación.

Así se expresó ayer al presidir en Casa de Gobierno la firma de convenios para la construcción de 1.095 soluciones habitacionales en distintas localidades de la provincia, con una inversión prevista de 182.700.000 pesos. (Ver aparte).

En este contexto, Sapag ratificó que la "sana y cordial" relación que está dispuesto a sostener con el gobierno central no responde a cuestiones electorales, políticas o partidarias.

El mandatario provincial indicó que será muy respetuoso de los poderes delegados en el gobierno nacional, como exigente en el cumplimiento de los poderes no delegados de los recursos y los derechos que le asisten al territorio neuquino.

Contra los agravios, dijo que no tiene tiempo para contestarlos y observó que en tiempos de campaña electoral los discursos políticos son "verdaderos espejitos de colores que pretenden atraer votos para el propio molino".

Dijo que al asumir la gestión de gobierno tenía la opción de mantener a Neuquén aislado de la República y asumir el discurso de la confrontación y el reclamo; o transitar el camino de la subordinación. En este contexto, sostuvo que su Gobierno optó por construir una "relación distinta", basada en el federalismo, que no pierda de vista los intereses del pueblo neuquino.

"Hay que gestionar para que Neuquén obtenga de Nación ni más ni menos lo que entendemos que le corresponde; la cantidad de obras que compensen el sacrificio de los recursos renovables que aportamos con generosidad al resto de la República", sostuvo el mandatario provincial.

Ser o no ser K

"Estar pensando en el 28 de junio para ver cuántos votos tengo más o menos, si soy kirchnerista o antikirchnerista, me parece que es una pérdida de tiempo", señaló el gobernador. Esto, además, consideró que es subestimar al ciudadano.

Aclaró que sólo se pone "de rodillas ante Dios para pedirle sabiduría e inteligencia", en respuesta a las declaraciones que manifestó el primer candidato a diputado nacional del Frente para la Victoria (FpV), Ramón Rioseco, el lunes pasado.

"Los políticos son los que piensan en la próxima elección y hombres y mujeres de Estado son los que piensan en esta generación y en las próximas", recordó. Por tanto, dijo que su compromiso en tiempos políticos será seguir gestionando.

Señaló que el programa plurianual de construcción de viviendas anunciado ayer es fruto de muchas horas de trabajo y criticó a aquellos que se suman cuando se logran resultados y desalientan a la población cuando la cosecha no es la esperada o se demora.

En tiempos difíciles para la economía, sugirió que "hay que llevarse por delante la crisis, hasta que pase". Una forma de hacerlo, según afirmó, es buscando soluciones habitacionales que generan trabajo. También reiteró que seguirá trabajando en distintos frentes para mejorar, por ejemplo, los precios del gas y del petróleo.

Firman adelanto de fondos para viviendas

Neuquén > El gobierno provincial destinará fondos que provienen de la renegociación de los contratos petroleros por un valor de 22.500.000 pesos para iniciar la ejecución inmediata de 1.095 soluciones habitacionales en distintas localidades de Neuquén.

El subsecretario de Vivienda, Herminio Balda, precisó ayer que correspondía que Nación realizara este aporte. No obstante, dijo que Provincia espera que sea resarcida por el gobierno nacional, en el corto plazo y por los mismos términos.

El anuncio, que se dio a conocer en el auditórium de Casa de Gobierno, generó una protesta en sus inmediaciones de beneficiarios de las 99 casas en Valentina Sur que reclamaron la terminación de los trabajos, hoy paralizados.

Los fondos -182.700.000 pesos- que aportará Provincia a través de la empresa Fiduciaria Neuquina representan el 15 por ciento de la inversión total y constituyen un anticipo financiero de los recursos que desembolsará Nación.

Las viviendas, licitadas en diciembre pasado, fueron adjudicadas por entidades intermedias (asociaciones, mutuales, cooperativas, municipios). Las obras se harán en capital (507 viviendas), Plottier (323), Centenario (50), Chos Malal (70), Loncopué (30), Zapala (45) y Rincón de los Sauces (70).

"Los recursos aquí comprometidos por la provincia están ya en caja, disponibles para que los empresarios puedan iniciar sus tareas inmediatamente», subrayó el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya.

Destacó la creación de la Fiduciaria Neuquina y agregó que iniciativas como ésta permiten «reducir al mínimo las nefastas consecuencias" de la crisis internacional, generando fuentes de trabajo. Sapag estimó que por cada vivienda se crearán siete puestos laborales.

Las obras forman parte de un programa plurianual dependiente del ministerio de Planificación Federal de la Nación que fue ayer ratificado por convenio entre el Ejecutivo Provincial y las empresas constructoras en Casa de Gobierno.

Balda, por su parte, saludó la decisión de iniciar las obras, por cuanto así se adelantan a los tiempos. Anticipó que en julio se licitarán 330 unidades habitacionales, y que también está previsto hacerlo con 2.500 más, cuyo trámite inicial comenzó en marzo.

El funcionario provincial advirtió que desde que se inició la gestión actual de gobierno se entregaron 610 viviendas que estaban en construcción y que 1.540 están más a punto de terminar. Añadió que en breve se gestionará ante Nación un cupo extra de 1.000 casas; y que se trabaja en un plan nacional de viviendas rurales y aborígenes en parajes del interior.

"Si conseguimos las mil soluciones extras que estamos tramitando con Nación, serán 7.400 las soluciones habitacionales conseguidas desde que asumimos", concluyó Sapag.

Del acto participaron también la vicegobernadora Ana Pechen, ministros, diputados provinciales, intendentes, referentes de mutuales y cooperativas, representantes de empresas adjudicatarias y otros funcionarios municipales y provinciales.

Comentá la nota