Jorge sale en auxilio de Inarco: quiere pagar parte de los costos por las fallas en el Megaestadio

El gobernador Oscar Jorge (PJ) quiere salir en auxilio de la empresa piquense Inarco: envió hoy a la Legislatura un proyecto de ley para autorizar un convenio que obligará a reestructurar partidas que posibilitarán a la empresa, asfixiada económicamente, terminar el Megaestadio del Parque Don Tomás en un plazo de 420 días.

El Megaestadio se licitó por 30 millones de pesos durante el Gobierno de Carlos Verna (PJ). Debía concluirse en 2007. Por errores de cálculo, según reconoció la empresa, se tuvo que desmontar el techo. Debieron hacer otro, aún en construcción. Por esta paralización, el caso se abrió un expediente en la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA).

Ahora -de aprobarse un convenio que Jorge envió a Diputados, al que tuvo acceso DiarioTextual.com- el Gobierno provincial no pagará hasta agosto de 2007, cuando se debía terminar la obra: redeterminará los precios hasta agosto de 2008, más intereses. Es la fecha de la paralización de la obra con suspensión de plazos.

De esta manera, el Gobierno le pagará a la firma por incrementos de precios de insumos y de mano de obra por un plazo de un año más al previsto originalmente.

En los escritos ingresados a la Legislatura se presta a la confusión. Por un lado, en el convenio se insiste en que el Estado no deberá asumir mayores costos que los previstos originalmente. Pero luego Jorge lo admitió en los fundamentos con los que pidió a los legisladores aprobar el acuerdo: "Se deja constancia que no se acarrearán mayores costos al Estado provincial, mas que el alongamiento en la culminación definitiva de la obra, con más el otorgamiento de los adicionales de obra necesarios", expresó en el proyecto de ley.

Lo cierto es que, de convalidarse este convenio, se caerá la promesa de Jorge de que por los errores de cálculo debería hacerse cargo Inarco. En rigor, tal como se indica en el borrador del convenio, la firma se hará cargo. Pero parte de esos costos deberá soportarlo el Estado.

Autorización legislativa

Es necesaria una autorización legislativa de este convenio que fue acordado entre Inarco y Casa de Gobierno. "Resulta necesaria la autorización legislativa por cuanto si bien la Ley de Obras Públicas dispone de situaciones en las cuales se le otorga al contratista ampliaciones de plazo, no se encuentra específicamente regulado este supuesto", expresó el mandatario.

El segundo gran salvavidas

¿Por qué Inarco debe seguir los trabajos? Según indicó Jorge en el proyecto, porque "no tiene antecedentes negativos" en las construcciones.

Es el segundo gran salvavidas a Inarco. El primero se lo otorgó el Gobierno de Carlos Verna, cuando pese a tener deficiencias en el Megaestadio le otorgó la construcción de frigorífico de Bernasconi.

"El principio de continuidad de la obra hace aconsejable buscar alternativas que permitan la finalización de la misma, sobre todo teniendo en cuenta que está siendo ejecutada por una empresa pampeana, que carece de antecedentes negativos en la Comisión de Calificaciones del Registro Permanente de Licitadores, y que tuvo la iniciativa de afrontar la realización de una obra de gran trascendencia para la provincia y que, de esta forma, se están protegiendo numerosos puestos de trabajo", explicó el gobernador Jorge.

Responsabilidades

Inarco -en el borrador del convenio que firmará el empresario Héctor Mohedano y el gobernador Oscar Jorge, al que tuvo acceso DiarioTextual.com- asumió la "responsabilidad total por las deficiencias, demoras y alteraciones producidas en la obra, por los errores de cálculos cometidos".

Límite

La firma está en una situación límite financieramente. No le están otorgando nuevas obras públicas. Se está financiando, como puede: con el ingreso de la construcción del frigorífico y la venta de bienes de la firma.

La palabra de Mohedano

Héctor Mohedano, el presidente de Inarco, reconoció una vez más su responsabilidad en una nota enviada al director de Obras Públicas, Alberto Canciani, y pidió un plazo de 420 días para terminar el estadio.

"Las fallas detectadas se produjeron en los cálculos efectuados por el profesional que anteriormente había contratado la empresa para el cálculo de la estructura del techo", expresó en una nota que ingresó hoy a Casa de Gobierno y que también fue enviada con el proyecto de ley.

El empresario expresó que, a partir de esa situación, la firma contrató a un nuevo profesional. "Se cuenta ahora con las definiciones de la ingeniería en detalle, nueva provisión de materiales y estudiada la logística de fabricación y montaje de los elementos estructurales involucrados", manifestó.

Comentá la nota