Jorge Mayoral, un funcionario joven para un país en desarrollo

En una entrevista con el Secretario de Minería, se refirió al crecimiento de la actividad del sector.
Jorge Mayoral, es un hombre que sabe de números y conoce a fondo los mil y un vericuetos de la actividad minera, sin embargo no es un “técnico”, un hombre que sólo sabe de números y técnicas mineras, es un funcionario que no “achica” cuando se trata de discutir “política”, ni es “tibio” cuando se debe llamar a las cosas por su nombre, por eso no sorprendió que cuando le consultamos sobre la actualidad de su sector, afirmó que “más allá de los continuos comentarios que provienen de una minoría que se quedó nostálgica del pasado y que son fruto de una actitud que se sustenta en el culto al imposibilismo, y que justifican su propia existencia en el sustento de posturas apocalípticas, que en nada se condicen con las realidad que se ha ido construyendo en la Argentina desde el 2003 a la fecha”, agregando seguidamente que “sólo los que no quieren ver, pueden negar que se ha transitado en estos años un camino de encuentro, de construcción en conjunto de inversiones, de generación de puestos genuinos de trabajo, en síntesis que se ha avanzado en el cumplimiento de un postulado del peronismo, el mejorar la calidad de vida de la gente, en el objetivo de tender a la construcción de un país federal”.

El funcionario nacional manifestó que “durante muchísimos años, algunos teóricos de la economía intentaron hacernos creer que había provincias pobres, inviables, a las que más fácil que desarrollarlas era subsidiarlas y con ello como decimos en el campo nos ‘maneaban’ políticamente y está muy claro que del 2003 en adelante intentamos apuntalar el camino del desarrollo desde la gestión, con inversiones, con la construcción de estructura básica, caminos, llevándole a la gente la energía, para responderle a la gente en sintonía con aquel precepto bíblico que nos enseña que la respuesta inteligente al problema del hambre de la gente, no es la de regalarle pescado, sino entregarle la caña y enseñarles la técnicas básicas que les permitan obtener de manera permanente el alimento que les sacie el hambre” acotando que “con las provincias lo que hemos intentado hacer ha sido eso y se aprecian fenómenos de crecimiento en muchos lugares de la Argentina federal, hasta hace muy poco insospechados”.

El Ing. Mayoral nos recordaba que en oportunidad de integrar la comitiva, en la que también se hallaban empresarios de la industria naval, que acompañó a la Presidenta de la Nación en su viaje a Rusia, “tuve la posibilidad de conocer que durante el año 2009, gran parte, más de la mitad de lo que produzcan sus astilleros, estará destinado material de carga con destino a empresas mineras, lo que evidencia lo importante que es en la puesta en marcha de un país, de la interrelación de los distintos sectores, productivos y de servicios. que ponen definitivamente en marcha la maquinaria, la rueda de la virtuosidad, que permite que la producción, el servicio, el empleo directo e indirecto, los proveedores, todos puedan trabajar y esto claro está ha sido fruto del crecimiento de la minería” puntualizando que “los números alcanzados de 2003 a la fecha son fantásticos, yo lo sintetizo afirmando que estamos pasando la mejor etapa que la minería haya conocido en los casi dos siglos de vida que tiene nuestro país” consignó el secretario de Estado.

En cuanto a aquellos sectores desde los que sistemáticamente se ataca el desarrollo minero aduciendo la defensa del medio ambiente, el Ing. Mayoral no dudo en destacar que “el mayor flagelo es la incapacidad de crear políticas activas que generen posibilidades de trabajo para los hombres y mujeres de nuestro pueblo, ya que ese debe ser el verdadero sentido de la construcción de la política”. Explicitando a renglón seguido que “lo que nos ha pasado como sociedad durante muchísimo tiempo, es que nos hemos ido por el lado de lo semántico, cuando la realidad es que nuestros pueblos, sobre todos los más alejados, se hallaban imposibilitados concretar políticas propias con el desarrollo de oportunidades tierra adentro y conllevando con ello la imposibilidad cierta de generar trabajo o circunstancias de desarrollo”.

“Lo que estamos haciendo, hoy por hoy – indicó el funcionario nacional - es producir transformaciones, asumiendo el compromiso de dar la cara ante algunos costos, que desde la comodidad de los sectores acomodados, o entre comillas intelectuales, se pretende poner en valor” reafirmando seguidamente que “tenemos un compromiso fuerte con la producción y con el desarrollo, pero no a cualquier costo, sino a costo de ser amigos cumplidores de las normas que están establecidas en nuestro país, que son modernas, que tienen contextura internacional y que permiten dotar al desarrollo de la sustentabilidad ambiental y la sostenibilidad social requeridas en estos tiempos”.

“Casualmente, estamos abocados actualmente a evaluar los números de nuestro sector durante el año que recién termina, los que no hacen otra cosa más que afirmar el crecimiento sostenido que hemos tenido durante estos últimos años, tanto en lo que respecta a la inversión, proyectos, exploración, producción y exportación” resaltando especialmente el “crecimiento inédito que se ha dado en generación de nuevos puestos de trabajo. Lo que para una actividad como lo es la minería, que si bien se desarrolla a lo ancho y largo de todo el país, tiene sus principales emprendimientos en zonas alejadas del convencionalismo productivo de la Pampa Húmeda, lo que es sumamente significativo, ya que si hay algo que nuestras provincias estaban necesitando, era la concreción de proyectos que apuntaran a crear las condiciones propicias para el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes” sostuvo por último.

Comentá la nota