Jorge Macri dijo que votarán a Unión Pro "por la positiva o por no querer que el kirchnerismo gane"

Destacó gestos de renunciamientos de dirigentes, descartó diferencias internas y se mostró confiado en el resultado electoral. Revalorizó a los integrantes de la lista local.
El diputado provincial y candidato a la reelección Jorge Macri (PRO) ayer presidió una reunión en Tandil, oportunidad en la que respaldó ante los medios a los candidatos locales del properonismo y destacó la unidad entre los referentes de la fuerza.

Macri estuvo también en Multimedios El Eco, donde contó que provenía de Olavarría y confesó que "me da como culpa estar cerca y no pasar por Tandil a saludar a los amigos".

Al analizar la lista local, dijo que "nos llena de orgullo" y destacó que "tiene muchos gestos" de varios dirigentes.

Abordando los nombres que la integran, Jorge Macri resaltó "el regreso de Mario Bracciale a la política activa en una lista. Para mí es tremendamente valioso porque es un hombre comprometido con la salud".

Mencionó además a Claudio Ersinger como "un hombre que se compromete desde otro lugar y se viene a sumar al compromiso de la política para defender los intereses de un sector y además, los de toda la sociedad. Por otra parte, Beatriz Fernández es una excelente candidata, una persona con muy buena trayectoria".

Posteriormente mencionó "otros gestos", como el de Rubén Arbeo, "nuestro presidente, que hizo un gran esfuerzo y renunció a sus aspiraciones para ayudar que esta lista se consolide, por lo que estoy muy orgulloso".

-¿Hubo gestos forzados?

-Si lo fueron, no me enteré. Roberto Mouillerón tuvo mucho que ver en el diálogo, en el acuerdo, con el esfuerzo que hizo, muchas veces cediendo lugares para gente que era de su espacio político. (Carlos) Mansilla es otro que hizo un gran esfuerzo para que esto ocurriera. Me parece que hemos logrado, desde el diálogo y el acuerdo, generar una expectativa superadora que una buena lista cuando sabemos que hay otras ofertas electorales importantes como la que plantea Lunghi o el propio Auza.

-Tuvo serias diferencias con Roberto Mouillerón...

-No. Con Roberto, no... ¿Cuándo?

-Durante el armado político.

-Tuvimos la adrenalina de competir sanamente por defender espacios políticos. Cuando hay una confluencia de espacios políticos es razonable que uno pelee un poquito para defender a los propios. Roberto representa el felipismo en el marco de este frente y siempre –y creo que él diría lo mismo de mí- lo hicimos de una manera positiva y supimos darnos cuenta cuando había que parar un cambio, retroceder y reconocerle al otro los gestos.

Una lista con

peso político

-Hay quienes dicen que usted tuvo que bajar algún cambio en pro de la convivencia y que dejó a cierta gente afuera para lograr el acuerdo...

-La lista más fácil que me tocó hacer era la de 2005, porque éramos menos que los que necesitábamos. Esta es una lista con mucho peso político en todas las categorías. Gracias a Dios estamos despertando entusiasmo y son muchos los que quieren estar. Los fenómenos políticos son así: cuando uno consolida un proyecto político exitoso son más los que quieren estar que el lugar que hay para contenerlos.

A esa realidad política, ya que estamos peleando codo a codo con el kirchnerismo en la provincia (empatamos en 30 puntos) y somos el espacio que les puede ganar.

A eso hay que sumarle que el kirchnerismo adelantó las elecciones, y lo que hubiera sido un proyecto de meses de diálogos y acuerdos se transformó en una carrera de dos meses, en donde todo se hace más complejo.

-Da la sensación de que las diferencias se acentuaron...

-No. En ese marco hay momentos en los que las diferencias se remarcan y se vuelven a conseguir acuerdos. Hubo muchas especulaciones con nuestro espacio. Me acuerdo cuando Mauricio (Macri) convocó a una reunión a Francisco (de Narváez) y a Felipe (Solá). Dijeron que no iban a ir, después que ninguno iba a aceptar ser segundo. Felipe Solá, en un muy buen gesto, aceptó ser segundo y acompañar para consolidar el proceso.

-¿Cómo está su relación con Mauricio luego del pedido de que se haga a un costado en la provincia?

-Mi licencia no fue un pedido de él sino mío. En medio de la licencia se disparó el llamado a elecciones y se intervino el partido para facilitar el proceso.

-El dirigente José Torello no dijo eso.

-Sé lo que hablé con Mauricio en una reunión privada. No sé que le dijo a Ud. pero es distinto de lo que me dijo a mí.

-En un comunicado le agradecía a Jorge Macri todo lo hecho por el PRO... Sonaba como a una despedida.

-La licencia tuvo que ver con un tema de salud. Me junté con Mauricio porque los médicos me dijeron que parase un poco la pelota, ya que me hice un by-pass gástrico y bajé 28 kilos. Trabajé mucho para lo que fue la primera foto y ese acuerdo de los tres.

Luego aparecieron mil especulaciones, pero la realidad profunda fue ésa. Por eso hoy estoy de nuevo en la provincia, soy candidato y volveré a ser presidente cuando termine la intervención. Estoy trabajando junto a Torello. Ambos representamos al PRO en la mesa de negociación.

-Usted había manifestado la intención de ser candidato a gobernador y De Narváez también.

-Para 2011 falta mucho. Pero es bueno que los espacios políticos tengan a muchos que quieran competir por lo mismo, porque genera una sana competencia. Es como en el fútbol: está bueno que alguien en el banco quiera ponerse la 10. El único tema es que eso no se solucione en el entrenamiento con un planchazo.

-¿Qué aporte el PRO al frente?

-El PRO aporta a este frente mucha renovación y se nota en la lista local. Después tenés el músculo, la experiencia que aporta el peronismo. Si ese equilibrio no se daba la gente nos iba a mirar con cara de son más de lo mismo.

-¿Por qué el PRO es la opción?

-Primero: para los que se entusiasman con nuestra alternativa, por lo que representa Mauricio, Gabriela, Francisco y cada uno de nosotros en la provincia, porque tenemos soluciones concretas para los problemas de la gente y estamos consolidando una alternativa diferente.

-No nombró a Felipe Sola...

-Estoy hablando de la cabeza de nuestra lista. Francisco encabeza nuestra lista y Mauricio y Gabriela son como las figuras que nos representan desde el PRO como hecho superador. Lo incluyo a Felipe, ya que lo fui a buscar convencido de que tiene que ser parte de este frente y me siento orgulloso de que sea parte.

Para quienes crean que hay que votar eligiendo por la positiva: somos los que podemos darle soluciones a los problemas de la provincia.

Para los que quieren que el kirchnerismo no gane: hay un solo espacio político en la provincia que le puede ganar y es Unión PRO.

Por la positiva o por no querer que el kirchnerismo gane, hay dos buenas razones para votarnos.*

Comentá la nota