Jorge Macri dijo que Felipe Solá está celoso y alimentó rumores sobre el final de la alianza PRO-peronista

El dirigente bonaerense repudió, entre otras cosas, la candidatura de Rucci. Sus declaraciones y el futuro de la triple alianza.
De regreso en el Pro tras varios meses de peleas con su primo, Jorge Macri no paró de alimentar las rumores acerca de la posible ruptura de la triada Macri-De Narváez-Solá. En esta oportunidad, el dirigente bonaerense admitió que la alianza anunciada en febrero pasado puede desintegrarse, aunque dicha situación "no es buscada" por su fuerza política.

"Hay un cambio de clima en el Frente, veo un excesivo celo de Felipe (Solá) en buscar diferencias más que coincidencias", dijo Jorge Macri en un reportaje que reprodujo hoy la agencia DyN. Admitió que la ruptura de la alianza "es claramente una posibilidad no buscada por el PRO. Hasta que el Frente no consolide en una propuesta electoral equilibrada, ese riesgo existe".

Enemistado con Franciso de Narváez desde las elecciones 2007, Jorge Macri se había distanciado del partido que liderada su primo Mauricio Macri, Jefe de Gobierno porteño. Ahora, de regreso, fue el primero que desde el Pro puso el grito en el cielo cuando el peronismo disidente presentó a Claudia Rucci como tercera en la lista de diputados.

"Anunciaron la candidatura de Claudia Rucci a diputada sin consultarnos. Fue un error que debe ser subsanado. El tercer lugar de la lista le corresponde al Pro", disparó Jorge Macri el fin de semana, al señalar el enojo de su primo. Sin embargo hoy el dirigente bonaerense aseguró que "no creo que el problema sean las listas: hay problemas de fondo".

En ese sentido, Felipe Solá planteó el sábado lo mismo que el primo de Mauricio Macri: "Puede ser que haya problemas y tenemos pensado solucionarlos el próximo lunes (por hoy) en la reunión que vamos a tener", aunque, reconoció, "hay problemas más de fondo, en relación a la mirada sobre la política nacional, sobre el momento, sobre la mirada estratégica".

De esta manera la alianza de nombres propios que, hace apenas dos meses, convocó a todos los medios de comunicación en el Hotel Intercontinental (lugar que funcionó de búnker K en las últimas elecciones), confirmará hoy si la disolución del Pro-peronismo es un hecho consumado o no.

Comentá la nota