Jorge Macri acordó con Vidal y no le armará internas en el Conurbano

Jorge Macri acordó con Vidal y no le armará internas en el Conurbano

El PRO no tendría internas en los distritos de la Provincia, incluso intercalarían candidatos con la UCR.

Jorge Macri empieza a dar gestos de reconciliación con María Eugenia Vidal. Decidido a ir por un nuevo período en Vicente López, el primo de Mauricio ya se alineó con la candidatura bonaerense de la vicejefa de Gobierno porteño. El intendente dejó de caminar la provincia y va a empezar a ordenar los distritos, para evitar las internas en un armado aún incipiente.

“A diferencia de Capital, en Provincia hacer internas sería más peligroso –evaluó ante LPO Oscar Ponce, quien trabaja en el armado bonaerense junto a Jorge Macri-. Se va a tratar de hacer un encuentro entre los diversos sectores. Hay una definición de que no haya internas y de que surjan los candidatos por consenso”.  

La maniobra se da también para cruzarle un palo en la rueda a Gustavo Posse. Al presidente del PRO bonaerense ahora se lo escucha decir que “nuestra única candidata es María Eugenia Vidal”.  

El intendente de San Isidro no logra cerrar un acuerdo con el PRO y tampoco lo quieren los radicales ortodoxos. La idea inicial de Posse de ir colgado de la boleta de Macri no camina a paso firme. En el equipo de campaña PRO saben que de esa forma Vidal podría perder gran parte de su caudal, sobre todo en la Primera Sección, donde Posse se hace fuerte.

La otra opción es que el intendente de San Isidro, que ya habría pospuesto su lanzamiento para la primera quincena de mayo, vaya en ambas boletas, la de Macri y la de Ernesto Sanz. Aún así sería peligroso a ojos de Vidal, y también difícil de fiscalizar.

El acuerdo con los radicales también es un aliciente para la tendencia del PRO a consensuar listas únicas hacia adentro del partido. Incluso en algunos distritos, donde hay intendentes radicales, buscarán intercalar candidatos en las boletas.

No obstante, hay distritos calientes en donde va a ser difícil acordar. Por dar un caso, en Quilmes, al presidente del PRO local y ex Defensor del Pueblo, José María Salustio, hombre de Jorge Macri, no le cayó del todo simpático el lanzamiento del modelo Tomy Dunster, y ya empezó a marcarle la cancha. 

En Avellaneda, la diputada nacional Gladys González debe conversar con Daniel García, también del intendente de Vicente López. En Hurlingham, por tomas otro caso, el candidato de Vidal, Lucas Delfino, deberá sentarse a negociar con el presidente de la Juventud PRO Pablo Sívori, cuyo padre es funcionario de la la municipalidad de la zona norte.

Todavía falta para el cierre de listas y pueden haber casos puntuales en donde se permitan las PASO. Dependerá de cada distrito.

“Por el desarrollo político en capital, se pudo dar la interna entre Larreta y Michetti. Pero en cambio en provincia el desarrollo recién ahora se está consolidando, así que llevar internas sería complicar los distritos más de la cuenta”, dijo el padre del concejal de Vicente López, Nahuel Ponce.

Coment� la nota