Jorge Iriarte no descarta una alianza

El concejal por el Partido Acción Chubutense, Jorge Iriarte no descartó avanzar en una posible alianza con la Unión Cívica Radical.
Dijo que de cara a las próximas elecciones, el Pach aspira a mantener su representación legislativa que ostenta en forma ininterrumpida desde 1983, a la vez que aspiran a hacer una buena elección de convencionales y en las demás categorías, según explicó.

Analizando un poco más la situación dijo que “hay un enamoramiento de la población de la ciudad y la provincia, a favor del justicialismo, seamos justos y entendamos que el justicialismo atravesó en su gobierno por un periodo de prosperidad general, ahora las cosas se están empezando a complicar y vamos a ver la capacidad que tienen para capear temporales y el apasionamiento de la gente es posible que se vaya muriendo”.

Iriarte recordó los dos periodos de gobierno al que llegó el Pach ganando las respectivas elecciones con amplitud y la elección que perdieron con Bubby Grima como candidato por escasos cuatrocientos votos, por lo que esperan poder recuperar algo de ese caudal de votos que ostentaba el partido fundado por Roque González padre.

Al veterano dirigente se le planteo que se estaba registrando una notoria fuga de adeptos, pero este confió en que se van a poder presentar nuevos cuadro políticos en las próximas elecciones, aunque declino hacer nombres, pues muchos de ellos están aun en tratativas, según mencionó. También dijo que ninguno de los dirigentes locales vive de la política y por eso a veces puede parecer que hay una suerte fe fuga, pero esto se debe a las necesidades de cada uno en función de su actividad privada.

“Nosotros estaríamos en condiciones de generar nuevas figuras que puedan llegar a ser atractivas para e electoras, siempre y cuando este enamoramiento que tiene la gente con el justicialismo jede de ser y la gente empiece a vota otras alternativas”.

El concejal machista no confió demasiado en las encuestas, pero reconoció que hoy por hoy y en función de la renovación de seis bancas en el legislativo madrynense, el justicialismo podría acceder a cuatro y el resto de los partidos repartirse solo dos bancas, con lo cual se llegaría a una mayoría abrumadora del oficialismo que podría, según especulaciones, quedarse con siete bancas como mínimo.

Sobre la posibilidad de avanzar en una alianza con la Unión Cívica radical, Iriate lo vio posible en el ámbito local y más lejano en el ámbito provincia, debido a las distintas realidades que se observan en la actualidad.

Reconoció que actualmente se mantienen conversaciones oficiosas entre referentes de ambos partidos y no de partidos políticos, pero reconoció que el Pach tiene mayores urgencias que el radicalismo de hacer una buena elección, ante la fragilidad en que podría incurrir con semejante fuga de dirigentes que se dio en los últimos tiempos.

Comentá la nota