Jorge González: "La situación en la región de Bajo Hondo, Lamadrid y Guadalcázar está controlada y asistida"

Desde las esferas provinciales, las tareas preventivas para resguardar el aspecto sanitario en poblaciones que resultaron afectadas por las copiosas lluvias registradas en los últimos días en una vasta zona del territorio, teniéndose en cuenta, además de la cuestión referida a la salud, lo atinente a la alimentación de pobladores que habitan en localidades situadas en su gran mayoría en el centro-oeste de la provincia.

Así lo indicó el ministro de Gobierno, Justicia y Trabajo, Jorge Abel González, quien aludió a las tareas desplegadas, luego de que el Comando de Emergencia provincial evaluara la situación derivada por las copiosas precipitaciones pluviales registradas.

En ese sentido, González indicó que "desde el 23 de este mes que comenzaron a registrarse importantes lluvias en la provincia de Formosa, en el orden de los 300 milímetros, complicando la situación de poblaciones que están situadas a la vera de caminos de tierras y ello llevó a que desde el mismo domingo 24 se comenzara ya con el operativo de asistencia con provisión de alimentos y medicamentos a esas localidades".

Acotó seguidamente que "dado a que se ha registrado un mejoramiento de las condiciones meteorológicas se ha comenzado con la segunda parte del operativo desde hoy (por ayer) para asistir a las localidades que se encontraban aisladas", mencionando entre ellas a Fortín Soledad, Cacique Coquero y otras de la jurisdicción, mientras que hoy el operativo de asistencia gubernamental abarcará a Bajo Hondo, Lamadrid, Guadalcázar, localidades situadas sobre la ruta nacional 86, así como a otras que están a la vera del río Bermejo.

Hizo notar luego que la asistencia se realiza a través de un helicóptero y concurren funcionarios, técnicos y personal médico, encabezados por el subsecretario de Gobierno, Aldo Ingolotti.

Se destacó que "en estos pueblos hay siempre presente una red comunitaria, por lo que no ha habido centros de evacuaciones"

Señaló que se dispuso la presencia de funcionarios y técnicos en todas las comunidades, y no sólo para ir a llevar las ayudas necesarias, sino realizar un gesto de acompañamiento y solidaridad con hermanos de la misma provincia que estaban pasando un momento difícil, comentando que "la presencia del Estado provincial tiene que ver con acompañar y fortalecer los procesos locales de ayuda que ya hay porque no es que se inventó algo nuevo, sino que se fortaleció lo que ya existía y sobre eso hemos estado trabajando".

"Fue una llegada desde todas las áreas: salud, agua, la parte social, Gobierno y diversos estamentos más porque este tipo de situaciones abarcan muchas cosas", se indicó. Se significó asimismo "gracias a Dios ha sido un fenómeno que ha provocado daños materiales pero absolutamente ningún perjuicio a la vida humana".

Comentá la nota