"Lo de Jorge es muy flojo en salud y educación".

Silvia Gallego fue ministra de Bienestar Social durante el marinismo. Fustigó duramente al actual gobernador por la gestión que lleva adelante en el área de Salud, y también por el sector educativo.
Con su estilo frontal, con el tono firme, la senadora opinó muy duramente sobre la gestión del gobernador Oscar Mario Jorge, ratificó su pertenencia a Convergencia Peronista y elogió a Carlos Reutemann como "un excelente" candidato a presidente de la Nación, aunque estimó que es prematuro todavía empezar a posicionar nombres para las elecciones de 2.011.

En diálogo con LA ARENA Silvia Gallego sobre su situación personal dijo que "lo cierto es que hasta el 10 de diciembre estoy transitando los últimos meses de mi gestión en el Senado, y después se verá".

-¿Qué opinión le merece que Reutemann haya lanzado su candidatura, o que al menos mencione la posibilidad de ser candidato?

-Me parece que es lo que todos conocemos. El peronismo tiene vocación de poder y siempre y aún en las coyunturas más importantes hay posibilidad que un compañero con buena imagen, con experiencia de gestión, reconocido en su provincia y fuera de ella plantee esta alternativa. Es una buena expectativa... es un compañero importante con méritos más que suficientes y además está en todo su derecho.

-Aunque Néstor Kirchner salió a elogiarlo, ¿lo van a dejar?

-No se si Kirchner lo va a alentar o no. Si digo que Reutemann debió ser el candidato del peronismo en 2003, pero las presiones y aprietes de algún otro sector que hoy se bañan en agua bendita imposibilitó que lo fuera en aquel momento. Hubiéramos tenido una alternativa distinta, no se si igual o mejor...

-¿Habla de Duhalde?

-Sí, hablo de Duhalde. Parece ser que nació ayer, que nunca pasó por la actividad política, ni por la partidaria ni por la gestión pública. Pero no importa, creo que Lole tiene posibilidades, es un compañero importante, con méritos más que suficientes, reconocido mundialmente, respetado y no sólo en ámbitos deportivos, sino empresariales, diplomáticos, tanto en Estados Unidos como en Europa.

Tengo un especial afecto por Lole, aunque no soy abanderada de su candidatura porque todavía es temprano. Pero ahora tenemos que esperar que Cristina pueda terminar bien su gestión, porque recién lleva un año de mandato y no es bueno que haya tantos precandidatos.

-¿Es la gestión de Cristina o la continuidad de Néstor Kirchner desde atrás de la escena?

-Es la gestión de Cristina. La verdad no me banco esta historia de que el que gobierna es Kirchner: es su marido y el presidente del partido y naturalmente tiene opinión como tantos otros compañeros, para bien y para mal.

Creo que Cristina está dando pasos importantes. El gobierno tuvo una actitud muy seria con el tema de la crisis y en otros temas puntuales. Ha sabido resolver algunos puntos del tema agropecuario, va a seguir dando señales importantes para el sector. Tal vez si hubiéramos podido llevar adelante la 125 hoy el 70% de los productores de La Pampa estaría comprendido en el escalonamiento de pequeños, medianos y grandes y estarían pagando bastante menos retenciones.

-¿Cuál es su idea, ir por una reelección en la senaduría?

-Por el momento estoy transitando los últimos meses de una gestión de seis años muy duros, y este también lo va a ser... con un alto nivel de exigencia de trabajo que a veces no se ve y no es reconocido, y veremos que depara el futuro. Por ahora lo que puedo decir es que termino mi mandato el 10 de diciembre, y si hay posibilidades de reelección hoy no lo podría decir.

-¿Cómo ve la gestión de Jorge en la Gobernación?

-Creo que tiene algunos sectores muy flojos en cuanto a gestión y en cuanto se espera de una gestión peronista. Creo que al tema de salud hay que ponerle especial atención, la gente manifiesta su disconformidad con el funcionamiento del sistema, y los propios empleados remiten información de lo que pasan que es realmente es preocupante.

-Usted fue ministra del área. ¿Se puede no salir a dar la cara desde la función?

-No voy a emitir opinión sobre eso. Yo he tenido una actitud que ustedes tienen registrada en el diario, pero creo que salud requiere compromiso, autoridad y gestión. Cada cual no puede hacer lo que quiere y cómo quiere en un área tan crítica como esta en la que está en juego la vida de las personas.

Creo que el otro punto flaco de la gestión de Jorge es el ministerio de Educación. Que no me digan que las encuestas de desgranamiento escolar son poco claras, porque son las que elabora la Dirección de Estadística y Censos de la provincia, informe oficial del Gobierno. No como alguien quiso replicar hace pocos días. No es ningún invento.

Me parece que no le sirve a nadie hacer petardismo, pero uno tiene la obligación mirar algunas situaciones y me preocupan fundamentalmente estas dos áreas.

En lo demás Jorge tiene experiencia muy importante desde lo administrativo y económico. Pero sí me preocupa y mucho lo que está pasando en salud y educación. Para el peronismo nunca el hospital no puede ser el lugar donde se van morir los pobres, sino por el contrario donde los pobres van a buscar soluciones a sus problemas de salud.

-¿Cómo ve el tema partidario pampeano?

-Desde nuestro sector, Convergencia Peronista, hemos ratificado la necesidad de reorganizar el partido...

-Ratifica su pertenencia a Convergencia...

-¿Me ven a mi jugando a las escondidas?...

-Pero no participó de algunas reuniones, y en algún momento se la vió algo enfrentada con Marín...

-Yo tengo opinión propia, y muchas veces sigo siendo una persona que milita y comparte los criterios generales de la postura de Marín, pero puedo tener posturas distintas en temas puntuales. Lo que no significa que esté ni alejada, ni confrontada ni peleada con Marín.

-¿Cuál es su relación con él?

-Abolutamente franca, llana y complementaria como toda la vida. La misma de siempre, Marín ha sido el conductor y yo he sido un soldado de la causa.

-¿Cómo se sale adelante con el tema partidario?

-Primero el peronismo tiene que hacer una autocrítica de lo qué paso con la ciudad capital y resolver rápidamente las discusiones internas y esta especie de anarquía que existe. Y después solidificar una posición que nos permita llegar monolíticamente a las elecciones de 2009 porque es la única garantía para ganar.

Se va a poner en juego el capital del peronismo en octubre de este año.

-¿La posibilidad de consenso la ve lejos?

-Ustedes no se engañen. Nosotros siempre tenemos esa posibilidad.

-Pero para eso es necesario que alguien agache la cabeza y obedecer al que esté más fuerte.

-No hay posibilidad de consenso si nadie está dispuesto a ceder nada. Nosotros siendo Convergencia tuvimos candidatos a legisladores de otras líneas, como Matzkin en el 83 que fue candidato a diputado nacional, o como Baladrón que era de la línea de Ahuad y fue vicegobernador. ¿Y "Pildoro" Gazia?, ¿y Jorge Rodríguez?

-Pero terminaron todos siendo convergentes. Todos se acomodaron a la circunstancia.

-Lo que pasa es que ustedes no puede entender el mecanismo del peronismo, el que gana conduce y el que pierde acompaña. Y no tiene que ver con que me acomodo o no me acomodo.

Después la conversación siguió y le apuntó al intendente de Santa Rosa, Francisco Torroba. "Resulta que ahora sale a retener motos que es lo que proponía a Tierno", a quien también reivindicó como peronista.

Comentá la nota