Joga apura la salida del gobierno de Gildo

El ex gobernador de Formosa, Vicente Joga advirtió que "el tiempo de Insfrán terminó" y resaltó la necesidad "de una inmediata reforma". Aunque reconoció la importancia de las obras públicas, criticó que Gildo se haya "olvidado" del factor humano. "Me preocupa la situación salarial de los empleados públicos, los docentes y los policías", confesó el león blanco.
"Tenemos que ir a la reforma que se va a hacer en el contexto nacional, que es la interna abierta y simultánea en todos los partidos políticos. No me quiero meter donde no me llaman porque del Partido Justicialista me fui hace unos cuantos años, el día que perdimos las elecciones contra Insfrán y creí que era el momento de dar un paso al costado", reflexionó.

"En ese momento la mayoría de los peronistas lo había elegido a Insfrán y era correcto que el que ganaba condujera. Nosotros formamos parte hoy de otro espacio político, que es más conocido como el peronismo disidente, pero del peronismo no me fui ni me voy a ir, voy a morir peronista", sentenció.

"soy peronista, siento y defiendo el peronismo y es hora que los peronistas vuelvan a la conducción del movimiento. Hoy los dirigentes políticos tanto de capital como del interior, no son respetados ni tenidos en cuenta. El sistema de gobierno de Insfrán no necesita dirigentes, necesita empleados, porque los dirigentes se dan "el lujo de pensar" y eso complica, sobre todo si surgen posiciones críticas, por eso creo que el tiempo de Insfrán se agotó", arremetió Joga.

CAMBIOS

"Formosa cambió sustancialmente en los últimos 25 años desde el punto de vista de la infraestructura, de lo edilicio. En estos últimos periodos de gobierno de Insfrán creo que ha cambiado porque se han incorporado nuevos elementos que hacen al desarrollo pero lamentablemente en esta última etapa Insfrán se ha olvidado del hombre y la mujer de carne y hueso", criticó.

"Tener escuelas nuevas mejora la calidad de vida de los alumnos y docentes pero no hay que dejar de lado el aspecto humano. Insfrán tiene a su favor haber concretado mucha obra pública porque tuvo la suerte de tomar un periodo de vacas gordas, pero se olvidó del hombre y la mujer formoseña que trabaja en esas obras, sobre todo de sus sueldos", detalló.

"El docente tiene que estar mucho mejor pagado de lo que está hoy y el niño debería comer en su casa, y no en los comedores. la cuestión salarial me preocupa mucho. Los bajísimos salarios que tiene Formosa ya que la provincia no sólo tiene los peores indicadores sociales, aunque se quiera disfrazar la realidad. Hay alrededor de 50 mil planes sociales, y tenemos también los pueblos originarios sumidos en las mayores de las pobrezas y el abandono. Trabajadores estatales con sueldos de indigencia que hoy dependen directamente del Estado", ejemplificó.

EMPLEADOS

"Un empleado público de la más baja categoría gana 800 pesos, un agente de policía 700 pesos; los docentes tienen los salarios más bajos, los empleados judiciales ni hablemos, en fin, son todos. De los pobres jubilados nadie se acuerda, los municipales parecería que son empleados de segunda categoría, y pienso que Insfrán está como obnubilado en el tema de la obra pública", detalló.

"Toda esta situación afecta a los trabajadores estatales activos y pasivos pero también al sector empresarial porque se vende menos, los comercios, las despensas y los grandes supermercados mermaron sus ventas. También han proliferado los préstamos de las financieras y el empleado público se endeuda, porque no le alcanza el sueldo para cubrir sus necesidades", entendió.

"Hay que mirar la realidad y reconocer las cosas que no se hacen bien, llamar al diálogo político, tener una agenda social, no armar la Formosa del 2015 con cuatro técnicos entre comillas sino que lo fundamental es hablar también con la gente que tiene otra mirada y puede hacer sus aportes", aconsejó.

Comentá la nota