Jiménez buscará encarrilar el diálogo con los abogados

El ministro de Gobierno y Justicia fue designado como interlocutor ante los letrados para destrabar el conflicto por el Consejo Asesor de la Magistratura.
La novela del Consejo Asesor de la Magistratura, el órgano encargado de la selección de los jueces, suma nuevos capítulos a diario.

Ahora, Edmundo Jiménez, ministro de Gobierno y Justicia, será el encargado de encarrilar el diálogo con los Colegios de Abogados de Tucumán y del Sur, firmes opositores a las pretensiones del Poder Ejecutivo de conformar el cuerpo con mayoría de los poderes políticos, según su interpretación.

El propio Jiménez, quien además debería ser el interlocutor natural por su cargo, se encargó de confirmar la novedad y, diplomático y político al fin, en sus primeras declaraciones intentó quitarle dramatismo al asunto.

"Debemos encontrar el sistema que nos lleve a designar a las mejores personas como jueces", adelantó el ministro.

Cabe recordar que la última iniciativa oficial para armar el CAM, contempla la participación de tres legisladores (dos por la mayoría y un opositor) y tres jueces (dos vocales de la Corte Suprema de Justicia y un camarista del fuero en el cual se debe cubrir la vacante), además de dejar la toma de exámenes en académicos de las tres universidades nacionales en las cuales se dicta la carrera de Derecho.

"Hay que sentarse en la mesa sin egoísmos ni mezquindades", propuso el ministro, quien acompaña a Alperovich desde su primer gobierno en la estratégica cartera de Gobierno y Justicia. Pero a pesar de que por sus funciones debe ser el nexo obligado para encauzar el diálogo en conflictos como el que se desató con los letrados, recién ahora aparece en escena, al menos de manera pública. Antes, el gobernador José Alperovich le había encomendado la tarea al vicegobernador Juan Manzur, quien a su vez se apoyó en Francisco Sassi Colombres, ex Fiscal de Estado y actual interventor de la Caja Popular de Ahorros.

Propuesta

La postura crítica a la propuesta de un CAM sin la presencia de los abogados ni del Poder Ejecutivo, aunque éste último tendrá la potestad de elegir el candidato final sobre una lista de cinco, de ninguna manera resultan un impedimento, según Jiménez, para alcanzar un acuerdo.

"Tenemos que escuchar a todos, pero de todas maneras, la integración de los CAM son diversas en todo el mundo y en el país, en cuanto a los organismos y entidades que lo integren, como así también la forma en que se integre", aseveró y dijo que la propuesta del oficialismo, única en el país, tiene un espíritu superador. Además, expresó que no es necesario copiar experiencias de otras provincias.

"No necesariamente debemos copiar otros modelos; es necesario buscar para la provincia qué es lo mejor", sintetizó.

Pocos puntos de encuentro

Los abogados propone un CAM integrado por 12 miembros, tres representantes por la Legislatura (dos por la mayoría y uno por la minoría), tres de los Colegios de Abogados con una particularidad, cuando se trate la designación de magistrados de la sede judicial de Capital, serán dos por de esta sección y uno del sur. La relación se invierte en caso de que se trate de jueces del Centro Judicial Concepción.

El Poder Judicial también tendría tres representantes, el vocal decano de la Corte Suprema de Justicia y los dos restantes de los jueces con rango inferior, que serían elegidos en elecciones. En tanto que tres académicos de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Tucumán completarían el cupo. En este caso, sería la UNT quien determinaría el proceso de selección, que se realizaría por concurso de antecedentes y oposición, con mayor puntaje para el último.

Comentá la nota