Jesús Olmedo dio a conocer los obstáculos que debieron atravesar para llegar desde La Quiaca a la capital

Jujuy al día – Nuestro medio dialogó en forma exclusiva con el sacerdote Jesús Olmedo, quien nos comunicó las vicisitudes que debieron afrontar en su movilización a San Salvador de Jujuy, reclamando respuestas al gobierno por los hechos de represión acaecidos en la localidad de La Quiaca.
Olmedo expresó que “después de caminar con 700 personas, muchos niños y madres, incluso madres con los niños a cuestas, después de marchar hasta Abra Pampa, los chiquitos se vuelven porque no queríamos que sufriesen más. Conseguimos los colectivos para venir hasta acá, llegamos a Tres Cruces, y nos damos con la sorpresa de que alguien del gobierno, mandó a Tránsito de la Provincia y paró los colectivos de Balut, que son jujeños, diciendo que no podíamos seguir hasta Jujuy, porque esos colectivos no tienen permiso para las rutas de la provincia”.

A esto agregó que “uno de los gendarmes muy honradamente me dijo que ‘esta gente de Tránsito no viene nunca, hace años que no vienen’, y qué casualidad que hoy (por el domingo) fue como un energúmeno a decirnos que nos teníamos que volver hacia La Quiaca. Decía que hay dos alternativas: ‘o secuestrar los colectivos y ustedes se van con ellos a La Quiaca por una concesión, o sino dejamos los colectivos acá y ustedes se van como puedan’, y nosotros le dijimos que ni una cosa ni la otra, porque hemos pagado religiosamente y, si estas personas no han cumplido con la Ley de Tránsito, que después en Jujuy les hagan lo que quieran”.

Ante las negativas del inspector, “la gente se puso muy caliente, bajamos de los colectivos, cortamos la ruta, avisamos al Ministro Aníbal Fernández y dijimos que, hasta que no nos fuésemos de allá, no nos movíamos. Naturalmente ya se asustaron, y uno de Tránsito nos reconoció que los habían mandado desde el gobierno, para que nosotros del norte no llegáramos acá”.

En este sentido, “tuvimos que esperar una hora y media, y esto es una vergüenza, porque nos dijeron que no podíamos transitar por rutas provinciales en colectivos que son jujeños. Creo que fue clarísimo que fue una jugada del Gobernador, lo denuncio públicamente y que salga así, tal como lo digo”.

Continuó afirmando que “cuando esta mañana llegamos a San Pablo de Reyes, para esperar a otras personas y venir caminando, ya estaba aquí la policía para controlarnos, entonces nos vinimos rápidamente y llegamos a pie a las 5 de la mañana. Entonces esta es la historia de la marcha y es una vergüenza”.

En lo que hace al pedido que se le está haciendo al gobierno, “hay un montón de cosas, pero por ejemplo está el tema de la represión, que lo han encajonado en la fiscalía y los jueces no quieren saber nada. Hay un montón de denuncias y no pasa nada, y el señor Gobernador dijo que él no sabía nada de la represión, así que les vamos a pedir que nos digan quién fue el responsable y que pida repuestas a las personas responsables”.

Comentá la nota