“Jesús murió de gordo a los 40”

El Estado de Israel se ganó un nuevo enemigo después de que uno de los dos canales más populares emitió una sátira de la historia sagrada del cristianismo.
El Vaticano dirigió una queja formal contra Tel Aviv y salió en apoyo de la comunidad católica de Israel en su repudio al humorista Leor Shlein, que en su programa de televisión cargó contra las creencias que guían a los cristianos en el mundo.

“La Virgen María quedó embarazada a los 15 años por un compañero de clase” y “Jesucristo murió a los 40 años, porque estaba demasiado gordo” son algunas frases que resumen la visión de Shlein de la historia que narra el Nuevo Testamento. Fueron emitidas la noche del lunes por el canal 10 de la televisión israelí, uno de los dos con mayor audiencia.

En un video de dos minutos, Shlein da “una lección” “a los que niegan el Holocausto” y atacó sin sutilezas los principios de la fe cristiana. Las imágenes muestran a la Virgen María como una madre soltera adolescente y a Jesús con evidentes signos de obesidad e “incapaz de caminar sobre las aguas”.

La polémica llegó en un mal momento para las relaciones entre el rabinato de Israel y la Santa Sede. El papa Benedicto XVI no ha cerrado aún del todo las heridas que abrió en la comunidad judía su decisión de anular la excomunión contra el obispo británico Richard Williamson, reconocido negacionista del Holocausto. Un viaje del Papa a Israel organizado para mayo debería cerrar la disputa, según los cálculos del Vaticano.

“Si los cristianos niegan el Holocausto, entonces yo niego el cristianismo. Alguien debe darles una lección”, dijo a cámara Shlein antes de poner al aire su parodia. En un clima de creciente tensión con los israelíes de origen árabe que rechazaron la invasión a la Franja de Gaza, Shlein no tuvo reparos en sumar a los cristianos a la lista de eventuales enemigos de Israel. Jerusalén es una ciudad santa para las religiones judía, cristiana y musulmana. La relación entre los dos primeros grupos siempre había sido buena, al menos hasta ahora.

La Asamblea de Obispos Católicos de Tierra Santa lamentó y condenó “los ataques repugnantes contra nuestro Señor Jesús y su Madre la Virgen María”. Si bien el humorista ya se disculpó ante cámaras, los líderes católicos enmarcaron el programa de canal 10, “en un contexto más amplio de continuos ataques al cristianismo desde Israel”.

“Hace sólo unos meses –escribieron–, las copias del Nuevo Testamento fueron quemadas públicamente en el patio de una sinagoga de Or Yehuda”, cerca de Tel Aviv. “Durante años, el cristianismo hizo grandes esfuerzos para combatir el antisemitismo, pero ahora son los cristianos de Israel las víctimas de un anticristianismo latente”.

La polémica por un Cristo muerto de obesidad y sin dones divinos y una Virgen embarazada en su adolescencia (el video muestra una ecografía) llegó al Vaticano en plena organización del viaje de Benedicto XVI a Israel. No hubo manifestaciones oficiales desde el gobierno israelí.

Comentá la nota