Jerez pide agilidad para redactar el reglamento interno del CAM

El legislador del bloque Alberdi representa a la minoría parlamentaria.
"Será un gran orgullo integrar el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM), es un instituto que tardó años en madurar", sostuvo ayer Esteban Jerez, en la víspera de la sesión de Cámara donde se lo designará como el representante por la minoría parlamentaria.

De este modo, la Legislatura apunta a dar por superada la crisis en la conformación del órgano encargado de seleccionar a los jueces, fiscales y defensores oficiales, lo que permitirá comenzar los concursos para la cobertura de 34 cargos en el Poder Judicial.

El legislador opositor se sumará a los dos oficialistas que ocuparán el par de vocalías reservadas a la bancada mayoritaria Tucumán Crece. Los otros tres miembros del CAM deberán ser nombrados por la Corte Suprema de Justicia de la Provincia (hoy mantendrá una reunión especial a pedido de Antonio Estofán); por los magistrados y por los abogados. Estos dos últimos estamentos elegirán en votación secreta un representante por la capital y otro por el sur, cada uno, pero actuarán alternadamente, según sea el sitio de la vacante por cubrir.

Optimismo

"Siento que cuento con el aval de oficialistas y de opositores. El CAM está bien concebido en su integración, y confío en que será un órgano de consenso para la aceptación de las personas idóneas para la Justicia. Está equilibrado, y en el reglamento habrá que poner pautas para profundizar la transparencia y profundizar la autolimitación del sector político", destacó.

El ex fiscal anticorrupción reclamó que se agilicen los plazos para completar el CAM, y que se comience cuanto antes con la redacción del reglamento interno (él estudia los que rigen en el orden nacional y en Chubut) y con el proceso de los concursos, aunque reconoció que los primeros magistrados que seleccionen jurarán sus cargos a principios de 2010.

"Los concursos de antecedentes y oposición son importantes, y que sea necesario un mínimo de puntaje para ser elegido es un condicionamiento importante, sin que llegue a limitar el funcionamiento, porque es lo que exige la actual situación judicial. Tendremos libertad de acción, pero con limitaciones. Si hacemos bien las cosas, con mucho dinamismo, actividad y consenso, puede llegar a ser un CAM ejemplar", concluyó.

Comentá la nota