Jerárquicos petroleros: podría haber conflicto la semana próxima

Desde el Sindicato del Personal Jerárquico del Petróleo y Gas Privado de la Patagonia Austral se advirtió que en la semana próxima podría desatarse un conflicto que afectaría al sur de Chubut y norte de Santa Cruz, a raíz de diferencias mantenidas con YPF en torno a la intención de la operadora de incorporar, en nuevos contratos, la figura de supervisores propios. Esto, según la visión del gremio, desplazaría a unos 1.600 trabajadores que hoy revistan el cargo como personal de las empresas contratistas, para ser incorporados al Sindicato Unido del Petróleo e Hidrocarburos (SUPeH).
La advertencia fue formulada por el pro secretario de Actas y Prensa del sindicato, Gerardo Carrizo, quien se refirió a la expectativa del sector en torno a las negociaciones que llevan adelante el Estado nacional, los gobiernos provinciales y operadoras en torno a la búsqueda de nuevos precios de referencia para el mercado interno, tanto para el petróleo como el gas.

"Somos bastante optimistas y tenemos fe en que esto se pueda revertir –dijo el dirigente-. Los gobernadores de Chubut y Santa Cruz han puesto a disposición el Estado y sus entes para que podamos ingresar y trabajar en conjunto para no solamente regular la situación de los yacimientos y la cantidad de petróleo que sacan, sino también para ver la parte ecológica y cuidar el recurso para que también tengan trabajo las futuras generaciones".

Producto del diálogo mantenido, según destacó el dirigente, se logró extender el acuerdo de Paz Social por otros sesenta días, hasta el 31 de diciembre, mientras se termina de resolver la cuestión de los precios y la reincorporación de equipos para una mayor actividad laboral.

"Nosotros tenemos cerca de 220 compañeros en sus casas y lo único que ha cambiado en esta situación es que varias empresas de servicios de torre han logrado unas 80 jubilaciones y, debido a eso, si salen otros equipos a trabajar estos compañeros van a poder volver. Tenemos confianza de que esto se va a lograr, porque ya hay algunas señales positivas", anunció.

Disputa gremial

El dirigente anticipó sin embargo que podría desatarse un conflicto.

"Tenemos diálogo, pero falta ver si las operadoras son sinceras -manifestó-. Nosotros vemos que Pan American, Oxy, Sipetrol y Tecpetrol hacen un esfuerzo para que nosotros nos enmarquemos en un territorio de paz para poder trabajar, pero en cambio tenemos problemas en yacimientos de YPF porque quieren sacar nuestros puestos de supervisores, dejarlos de lado y poner gente de ellos. Creemos que esto no es legal y discriminan a nuestro sindicato".

Carrizo aseguró que hay 1.600 supervisores afiliados a ese sindicato que, de concretarse la intención de la operadora, pasarían a depender de otro sindicato.

"En los nuevos contratos que está realizando YPF no se enmarca la figura del supervisor, es decir que se trata de un despido encubierto y ellos tomarían a otra gente, que pasaría bajo el convenio de SUPeH: es una cuestión estratégica de ellos, pero nosotros vamos a dar pelea y cada afiliado vale igual que 2.700 afiliados. No van a tocar a ninguno", aseveró.

De esta manera, anunció que en la próxima semana, de no mediar un acuerdo, "entraríamos en un conflicto bastante duro, porque ya hay contratos que han largado y nosotros hemos esperado un poco para mantener el diálogo. Hicimos un acta en la Subsecretaría de Trabajo de Caleta Olivia, donde hay siete empresas con supervisores parados pero si no hay acuerdo la semana próxima, tendremos conflicto en la zona norte de Santa Cruz y en el sur de Chubut".

Equipos automatizados

Por otro lado, el dirigente afirmó que la incorporación de equipos automatizados que impulsan algunas operadoras puede implicar falta de trabajo para el sector, pero para ello se exigirá a las operadoras que "regulen el trabajo", a fin de que los programas de inversión se cumplan a lo largo del año y no queden meses de paralización. Es que la nueva tecnología, explicó el dirigente, permite perforar en menor tiempo con respecto a equipos convencionales.

Comentá la nota