Jenson Button es el nuevo campeón de la Fórmula 1

El inglés de Brawn terminó quinto en el Gran Premio de Brasil y se aseguró el título a falta de una fecha. Vettel y Barrichello, los otros que tenían chances, llegaron en el cuarto y octavo lugar respectivamente, y no lo podrán alcanzar.
Al británico Jenson Button le alcanzó hoy con ser quinto en el Gran Premio de Brasil para proclamarse campeón del mundo de Fórmula 1 por primera vez en su carrera. No necesitó ganar, ni tampoco subirse al podio. Es que, en una carrera en la que el australiano Mark Webber logró su segunda victoria de la temporada, sus perseguidores en la lucha por el título, el brasileño Rubens Barrichello y el alemán Sebastian Vettel dilapidaron sus últimas chances de alcanzarlo al terminar en el octavo y cuarto lugar, respectivamente.

Pese a que había dicho que no iba a arriesgar para salir campeón, el británico, de 29 años, mostró hoy su cara más ofensiva para remontar desde la decimocuarta posición desde la que partió. Pero también, en la primera vuelta, se pudo vislumbrar la suerte del campeón. Es que luego de un triple impacto entre Fernando Alonso (Renault), Adrian Sutil (Force India) y Jarno Trulli (Toyota) debió salir el coche de seguridad y el inglés pudo trepar siete puestos en un abrir y cerrar de ojos.

También Vettel, que partió decimosexto, se benefició de la situación y siguió el camino de Button. Pero el alemán necesitaba más que un poco de suerte. Más tranquilo, por entonces, estaba Barrichello, quien lideraba con una cómoda ventaja sobre el Red Bull de Mark Webber y el BMW del polaco Robert Kubica, que peleaba por la tercera posición con el Williams del alemán Nico Rosberg.

En la vuelta 21 entró a boxes Barrichello y empezó a cambiar la carrera. Porque ahí el brasileño fue superado por Webber y Kubica y, como Button era séptimo, no le servía el tercer lugar. Ni hablar cuando Lewis Hamilton hizo su parada para cargar combustible y el inglés quedó cuarto.

Los nervios de Barrichello iban creciendo. Es que a la buena tarea de Button a Rubinho también se le sumaban sus propios problemas que lo obligaban a pasar por boxes más veces de lo planificado. Mientras, Vettel hacía su trabajo y se mantenía expectante.

Pero a esa altura Button había dado muestras de que no iba a fallar. Y no le tembló el pulso al inglés, mantuvo su quinto lugar y por fin festejó un título que en la primera mitad de la temporada parecía que iba a ser un trámite pero que se le terminó complicando a partir de la mejoría de Red Bull y de su compañero Barrichello. Otra vez se queda con un sabor amargo el brasileño, aunque con el consuelo de que su equipo se aseguró la Copa de Constructores gracias a su gran año.

Comentá la nota