El jefe de la SIDE, harto de los robos

Entraron en su chalet de Río Gallegos y decidió instalar un moderno sistema de alarmas
RIO GALLEGOS.? Después de dos robos en su domicilio en el último año y medio, el secretario de Inteligencia, Héctor Icazuriaga, decidió poner alarmas en el chalet ubicado sobre la calle Mitre de esta ciudad, a sólo tres cuadras de la jefatura de policía.

El jefe de la SIDE, que también fue diputado y gobernador por un breve lapso, en 2003, estuvo en la ciudad días pasados, luego que un grupo de ladrones ingresara a su casa por segunda vez.

Además de los trámites de rigor en la comisaría primera de esta ciudad, que siguió el caso, decidió poner un moderno sistema de alarmas.

Al menos eso se pudo desprender de la presencia, en la puerta principal y en los techos del chalet color crema de dos plantas, de personal de una empresa local de colocación de alarmas, durante la mañana del martes.

Pero los operarios de la empresa privada local no eran los únicos que trabajaban en la colocación de alarmas; también lo hicieron agentes locales de la secretaría que conduce Icazuriaga, que se asomaban por las ventanas del primer piso o bien fumaban en el jardín mientras hacían la tarea. En ciudades pequeñas como éstas, es relativamente fácil conocer quiénes trabajan en la dependencia de inteligencia.

En 17 meses, entraron a robar dos veces en la casa que tiene aquí Icazuriaga.

Durante el robo de junio del año pasado, no se habían llevado elementos de valor, pero en el ocurrido la última vez hubo faltantes de dinero, cuya cantidad no trascendió.

Fuentes cercanas al caso habían asegurado a La Nacion que la falta de alarmas impidió que los vecinos del solitario chalet o bien la policía pudieran enterarse del robo.

Sorpresas

Sólo durante la mañana siguiente, cuando la casera que cuida la vivienda llegó, se encontró con los vidrios rotos de una ventana y dio el aviso a la policía. Icazuriaga estaba en Buenos Aires, cumpliendo sus funciones en la SIDE.

El funcionario es uno de los colaboradores más cercanos de Néstor Kirchner: lo acompañó a todos lados durante su campaña electoral y comparte día por medio el almuerzo o la cena con el matrimonio presidencial.

La semana pasada viajó con Kirchner en el mismo auto que lo llevó al Congreso para jurar como diputado nacional por primera vez en su carrera política. Así de cercano es su vínculo.

Conduce la SIDE desde fines de 2003, aunque se sabe que quien manda realmente en el mundo de los espías es su segundo, Francisco Larcher.

Comentá la nota