El jefe de Policía negó malestar en la fuerza por condiciones laborales.

El jefe de la Policía bonaerense, superintendente Juan Carlos Paggi, negó que exista "malestar" entre los uniformados por las condiciones laborales como, por ejemplo, la escasez de chalecos antibalas o su mal estado.
"De ningún modo hay malestar en la Policía bonaerense", dijo durante el velatorio del subteniente Miguel Ángel Martínez, asesinado ayer en Olmos.

Paggi abundó con que "estuve hablando con el personal y sin duda hay algunas cuestiones que tendríamos que corregir, pero de ningún modo se advierte un malestar".

Familiares del policía Martinez, abatido ayer durante un robo en la localidad platense de Olmos, denunciaron que la Policía no contaba con las herramientas necesarias para llevar a cabo su tarea.

Su yerno Gustavo dijo que en la fuerza de seguridad "hay deficiencias, es lo que dicen algunos compañeros de él", señaló.

En reacción a ello, Paggi aseguró que "seguimos incorporando personal, patrulleros y ahora motos y se vienen 27 mil chalecos y luego 20 mil más; la idea es que cada efectivo tenga el suyo a cargo como tiene el arma reglamentaria".

También indicó que "permanentemente realizamos auditorías sobre los chalecos antibalas retirando de circulación a los deficientes" y agregó "en una fuerza de 52 mil efectivos algún chaleco vencido puede haber, pero también hay un esfuerzo muy grande en renovar, y se lo hará en los próximos días, estamos esperando la entrega del proveedor".

Finalmente el superintendente dijo "no hay registros de mayor cantidad de delitos, pero sí estamos viendo una intensidad marcada de violencia, inédita e inusitada que tiene que ver con la droga o la necesidad de delinquir para conseguirla como también con cierta carga de resentimiento".

Comentá la nota