El jefe del FMI pide un Plan Marshall para reconstruir Haití

La propuesta de Strauss-Khan se tratará el próximo 25 de enero en una reunión internacional. Según el Banco Mundial el sismo destruyó más del 15% del PBI del país
Un nuevo terremoto golpeó ayer a la devastada capital haitiana de Puerto Príncipe, sacudiendo a los ya frágiles edificios de la ciudad y disparando el pánico entre los sobrevivientes del sismo de la semana pasada.

La mayor réplica desde el mortal terremoto del 12 de enero sacudió a las masas que acampaban en las calles, pero aparentemente no causó mayor destrucción ni desaceleró la entrega de ayuda internacional.

Los residentes de Puerto Príncipe, desesperados y hambrientos, han estado durmiendo en las calles porque sus viviendas fueron destrozadas o por temor a réplicas.

Frente a esta tragedia, el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, pidió ayer un gran esfuerzo internacional de reconstrucción de Haití similar al "Plan Marshall" aplicado por EE.UU. para la recuperación de Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

Haití "necesita algo grande", destacó el jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) en una entrevista con el IMF Survey Magazine, una publicación de la entidad. A su juicio, la ayuda extendida "de manera poco sistemática" no es suficiente y lo que es necesario es "una especie de Plan Marshall".

El asunto se tratará en el próximo 25 de enero en una reunión internacional en Montreal a la que asistirá el primer ministro haitiano, Jean-Max Bellerive.

En el encuentro se planificará también una cumbre de mayor nivel sobre Haití que se celebrará en los próximos meses.

El terremoto del 12 de enero causó la muerte de más de 100.000 personas y dejó sin techo a 1,5 millones de haitianos, según cifras del gobierno del país caribeño.

De acuerdo con cálculos del Banco Mundial, el sismo ha destruido más del 15% del Producto Interno Bruto (PBI) del país.

Expertos del Fondo ayudan actualmente al gobierno a reactivar la circulación de dinero en las calles para que las personas puedan comprar alimentos y para que los funcionarios públicos reciban sus salarios, dijo Nicolás Eyzaguirre, director del departamento de América del FMI.

El FMI ha prometido a Haití un préstamo sin intereses por valor de u$s 100 millones para que el gobierno pueda reanudar sus actividades y pagar sus importaciones.

Strauss-Kahn dijo que la entidad optó por extenderle un crédito porque aprobar una donación hubiera requerido más tiempo y trámites. Ese préstamo también será perdonado si se aprueba la cancelación de toda la deuda, como el jefe del FMI dijo estar convencido de que sucederá.

En 2009 el Fondo y otras organizaciones internacionales ya eliminaron u$s 1.200 millones de deuda haitiana, y el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) han suprimido desde entonces casi u$s 900 millones adicionales que Haití debía a sus acreedores.

Comentá la nota