El jefe de la Distrital se reunió con vecinos de Carlos Keen

En la tarde-noche del martes unos 25 vecinos de la localidad de Carlos Keen se reunieron en la sede de la sociedad de fomento con el jefe de la Policía Distrital Luján, comisario inspector Luis Correale, para plantearle una serie de inquietudes referidos a la proliferación de hurtos cometidos en fincas.
El comisario inspector Correale estuvo acompañado por el subcomisario Pablo Díaz a cargo del Destacamento del Deslinde, encargado de brindar seguridad tanto para el casco urbano de Carlos Keen como de Villa Ruiz (partido de San Andrés de Giles) y la zona rural circundante a ambas localidades. El encuentro entre policías y vecinos fue coordinado por el presidente de la sociedad de fomento, Héctor Duarte.

De acuerdo al diagnóstico que trazó Correale, el crecimiento que viene registrando la zona desde hace unos años conlleva a su vez la aparición de prácticas delictivas cada vez más frecuentes. "Todo avance está acompañado de cosas malas. Carlos Keen está creciendo y los vecinos denuncian la comisión de raterías. La idea de reunirse fue buena para que en el futuro el pueblo no tenga una problemática de inseguridad como otras localidades y ciudades", resumió la máxima autoridad policial del partido de Luján.

Ante el pedido de los vecinos que asistieron a la reunión, el jefe Distrital se comprometió a brindar "mayor operatividad" al tiempo que entregó una serie de recomendaciones por escrito para mejorar la seguridad. Por otra parte, señaló que el problema de seguridad "no es grave", que lo que quieren los vecinos es que no se agrave la situación y anticipó que "hay grandes posibilidades de que los autores (de los ilícitos) sean identificados".

Si bien por el momento los hechos que denuncian los pobladores no pasan de hurtos cometidos en casas que se encontraban deshabitadas y la situación de la localidad lejos está aún de parecerse a la de algunos barrios de Luján, debería comenzar a analizarse la posibilidad de contar en el pueblo con un destacamento policial como tienen otras localidades del partido como Olivera, Pueblo Nuevo, Open Door o Torres y dejar de depender del actual puesto policial ubicado a mitad de camino entre Carlos Keen y Villa Ruiz que abarca dos poblaciones de dos partidos diferentes y apenas cuenta con un par de móviles y un puñado de efectivos bajo las órdenes de la Departamental Mercedes.

Comentá la nota