Javier "Hay Equipo" Pacharotti, el hombre que "transformó" todo

No es una cuestión de actitud o un modo de ver la vida. O tal vez sí.
Pero lo cierto es que el presidente del Concejo Deliberante de La Plata, Javier "Hay Equipo" Pacharotti, está decidido a trasladar sus cuestiones personales al ámbito donde debería desarrollar la actividad que le pagan los sufridos contribuyentes de la capital bonaerense: por ejemplo, este martes pudieron verse varias "cajitas feliz" de Mc Donald’s, un importante servicio de lunch, globos de todos los colores, banderines y cotillón totalmente preparado para festejar en su propio despacho el cumpleaños de su hija.

Con cara de asombro, los empleados del Concejo Deliberante platense vieron desfilar a los empleados de una reconocida confitería que trasladaban el abundante menú para el grupo selecto de invitados de su progenitora. ¿Feriado? ¿Receso invernal? Nada de eso, simplemente, el despacho de Pacharotti fue este martes un salón de fiestas infantiles.

Si bien desde la presidencia del cuerpo se evitó por todos los medios dar detalles de semejante despliegue, Agencia NOVA pudo saber que Pacharotti "desde que se separó de su esposa, anda con algunos problemas de organización en su seno familiar, por eso recurre a este tipo de soluciones".

"Es verdad cuando dicen que Pacharotti transformó el Concejo Deliberante… Lo transformó en consultorio sentimental, en salón de fiestas, en bar y otras veces en restaurant y hasta en una academia de conductores", expresó con un poco de furia uno de los empleados del mencionado departamento legislativo.

Academia de conductores "El Pacha"

Y, como si lo anterior fuera poco, cabe mencionar que el playón del Concejo Deliberante de la ciudad de La Plata, que se encuentra sobre la calle 11 entre 51 y 53, cuenta desde hace tiempo con una nueva modalidad: la enseñanza de manejo vehicular.

¿Quién se encarga de tan noble tarea?: el benemérito profesor de ejercicios físicos Javier "Hay Equipo" Pacharotti.

Sucede que dicho jefe, más que nunca enamorado de su nueva adquisición femenina, veinteañera ella, concentra su esfuerzo en dictar clases de manejo a su pintoresca y llamativa compañía.

Aparentemente, y según cuentan testigos ocasionales, la jovencita se esfuerza caprichosamente en aprender ante la posibilidad cierta de recibir como obsequio un autito de parte de su enamorado. Lo insólito de la secuencia es que se use el playón de estacionamiento municipal para las citadas prácticas, todo ello ante la mirada de propios y extraños asombrados, pero a su vez "fascinados por tan sanguínea demostración de amor".

Pero parece que el amor de la parejita no sólo se concentra en la enseñanza de manejo vehicular, sino que propios y extraños a la misma han comentado que fueron varios los "viajes de placer, cuentas personales y adquisiciones varias".

"El amor, el amor… todo lo puede lograr, hasta las más grandes desprolijidades", le dijo a Agencia NOVA un empleado histórico del Concejo Deliberante platense, cuyo presupuesto anual es del orden de los tres millones de pesos y el máximo responsable de esa administración es, lógicamente, Pacharotti.

Enterado de las andanzas del enamorado presidente del Concejo, su ¿ex? jefe político e intendente de la ciudad, Pablo Bruera, analiza junto a sus colaboradores más cercanos la posibilidad de desplazarlo y reemplazarlo por la "che piba" Teresa Razzari, una persona ideal "para hacer los mandados que se le pidan".(www.agencianova.com)

Comentá la nota