Jáuregui: Provincia intervendría la sociedad de fomento

El ex presidente Guglielmo recibió dos denuncias en su contra: una por usurpación de la sede fomentista y otra por haber presentado ante Personería Jurídica un acta "falsa". Ambas acciones fueron llevadas a cabo por la Comisión Normalizadora.
Desde hace varios meses, la sociedad de fomento Villa Flandria no ahorra en escándalos. En todos los casos, el principal protagonista es el ex presidente Damián Cosme Guglielmo, quien se niega a dejar la institución.

En ese marco, la próxima semana Personería Jurídica podría intervenir la entidad para intentar encauzar una situación turbulenta que aún no logra llegar a buen puerto.

En agosto último, con el aval de ese organismo provincial y el apoyo del gobierno local, se determinó la creación de una Comisión Normalizadora que sería la encargada de concretar un rápido llamado a elecciones. Sin embargo, Guglielmo nunca reconoció a dicho grupo de vecinos y, desde entonces, no paró de poner palos en la rueda.

En primer lugar, la comisión saliente no entregó la documentación requerida por las nuevas autoridades, fundamental para conocer el estado financiero y administrativo de la institución. Pero no conforme con eso, Guglielmo tampoco accedió a entregar el predio de El Pedal que funciona como sede de la sociedad de fomento, a pesar de que su mandato venció a mediados de año.

Ante esa negativa, la Comisión Normalizadora recurrió a una escribana pública para tomar posesión de las instalaciones, pero al día siguiente varios candados fueron violentados. En paralelo, Guglielmo envió cartas-documentos por una supuesta usurpación a varios funcionarios municipales, incluida la intendenta Rosso, y a miembros de la Comisión Normalizadora.

DOS DENUNCIAS

A esta altura del conflicto, la concreción de la intervención de Personería Jurídica parece cuestión de días. Fuentes consultadas por EL CIVISMO confiaron que Guglielmo presentó a ese organismo un acta "falsa", donde el ex presidente hace referencia a una asamblea que nunca se realizó. En ese escrito, además, el polémico fomentista se presenta como máximo responsable de la entidad y habla de una supuesta normalización. Por todo esto, la Comisión Normalizadora presentó una denuncia en la propia dependencia provincial.

En paralelo, el grupo de vecinos elevó a la fiscalía local otra denuncia contra Guglielmo. En ese caso se trata de una acción judicial por usurpación de la sede.

Una intervención de Personería Jurídica dejaría a Guglielmo sin margen de acción y lo obligaría a entregar balances y otros documentos que permitirían, de una vez por todas, conocer la realidad de una institución cuyo futuro es una verdadera incógnita.

Comentá la nota