Jaunarena dijo que "las autoridades son empleados" y la administración Lunghi "nos cuesta mucha plata"

La dirigente tandilense habló de todo y se metió en el terreno local. Aseguró que Lunghi hace porque para eso "se le paga un muy buen sueldo". También resaltó la necesidad de un cambio, del compromiso de los ciudadanos, del día después y del rearmado del partido de cara a 2011.
Es diputada suplente por el PRO hasta 2011, consejera provincial, coordinadora de la Quinta Sección, además de responsable provincial de la Fundación Creer y Crecer y, desde 2004, referente tandilense del partido político que a nivel nacional lidera Mauricio Macri. Las actividades de Susana Jaunarena, tanto políticas como empresariales, transcurren entre Tandil y Capital Federal, mientras la cuenta regresiva para las elecciones legislativas, pareciera acelerarse día a día y se desarrolla una campaña sin atenuantes desde que la Argentina vive en democracia.

-¿Por qué decidió involucrarse en política?

-Bueno, justamente la palabra es involucrarse. Luego de una mala experiencia en la que me di cuenta que la "mala política" se metía en las empresas privadas, pensé que uno debía involucrarse para poder cambiar algunas cosas. Los ciudadanos tenemos muy poca participación y eso ha llevado a que tengamos los políticos que tenemos. De esa forma dejamos que nuestro país se quede, porque con malos políticos y malas políticas, vamos perdiendo nuestra patria y eso me decidió. Cuando vi que Mauricio Macri comenzaba a lanzar su partido, no dudé en unirme a él, ya que me identifiqué con su manera de ver la política; como una herramienta para mejorar la calidad de vida de la gente, que está decayendo día a día con la política actual y empezar a trabajar por la inclusión. Mi primer paso en esto de involucrarse fue con el padre Raúl Troncoso, trabajando en un centro de día, donde aprendí muchas cosas ya que el padre es un líder social indiscutido.

-Ha conservado un perfil muy bajo en esta campaña, casi no se la ve; tanto que eso generó algunas especulaciones con respecto a su alejamiento…

-Es que yo no estoy en campaña porque no soy candidata. En esta elección participo desde la logística, aportando desde otro lugar.

-Sin embargo, cuando se dieron a conocer las primeras listas figuraba en el tercer lugar, pero luego eso se cayó. ¿Qué pasó?

-Lo que pasa es que el tercer lugar de cinco senadores es casi testimonial. Fui segunda de doce diputados, por lo que estar tercera en una lista de cinco senadores era para no salir. Si el partido me pedía que me quedara ahí, lo hacía, pero preferimos dejar que se armaran de otra manera y trabajar desde otro espacio pero casi con seguridad para 2011 sí seré candidata, que es cuando se eligen diputados.

-El PRO en cierta manera está pensando más allá del 28 de junio. ¿Está trabajando de cara al armado de 2011?

-Sí, por supuesto. La economía, la sociedad, está en total decadencia y debemos trabajar para que el Congreso cambie. En ese sentido, creo que la decisión de Mauricio (Macri) fue la mejor, como siempre, y esta estrategia le va a quitar fuerza al gobierno de Kirchner y el 2011 lo plantearemos diferente, con fuerza propia y con la figura de Macri como candidato a presidente, por lo que nos abocaremos a reforzar el PRO que en la provincia de Buenos Aires tiene una fuerza importante, pero para estas elecciones preferimos dejar esos espacios porque ésa fue la estrategia.

En casa

-¿Cómo ve la lista de Unión PRO aquí, en Tandil?

-Bien. Veo una lista con posibilidades, con gente que proviene del peronismo, que viene del campo, pero luego de estas elecciones habrá que barajar y dar de nuevo porque la gente del PRO de Tandil, podríamos decir, está en su casa, no está participando de la lista. Desde el propio partido, desde la administración partidaria, tenemos mucho para trabajar.

-Claudio Ersinger representa al PRO…

-Sí, Ersinger se ha incorporado hace muy poco y es un representante del sector rural y desde ese lugar, tiene su espacio.

-¿Cómo ve la política en Tandil, cree que ha evolucionado, que ha crecido?

-Creo que a partir del mes de julio va a haber muchos cambios en la política y Tandil no va ser la excepción. Hay cosas que no dan para más y la gente lo va a hacer notar en las urnas, un ejemplo es esto de las testimoniales. Va a haber cambios y eso será muy bueno y se dará en todos los niveles, desde el nivel nacional, provincial y por supuesto, el local también, pero insisto en que todo va a depender de la participación de los ciudadanos y al mismo tiempo, tenemos que entender que las autoridades son empleados. Se escucha hablar de lo que hizo Lunghi en Tandil, por ejemplo, pero ¡está para eso! Se le paga un muy buen sueldo y se le da un equipo de colaboradores y con los impuestos que pagamos, podemos decir que esta administración nos cuesta mucha plata y tiene que hacerlo. Se puede lucir más o menos pero es la obligación ya que para eso le pagamos. Tenemos que hacer una profunda introspección y ver qué nos pasa a nosotros que estamos permitiendo que todo valga. Por ejemplo, en este momento no hay justicia, ¿cómo puede ser? La gente se angustia y es lógico, pero en lugar de angustiarnos solamente, tenemos que salir y tratar de reconvertir todo eso e insisto, lograrlo depende de todos nosotros.

-Por eso es tan importante lograr diversidad en el Congreso…

-¡Pero, lógico! Por eso es tan importante, ya que a partir de estas elecciones, el Congreso va a comenzar a funcionar como tal.

-Volviendo a Tandil, ¿cómo va a rearmarse de cara a 2011?

-El PRO va a rearmarse con la gente que siempre ha estado y con los que se sumen, con Arbeo, con Claudio Ersinger, con todos los que se vayan acercando porque sin dudas, necesitamos seguir sumando gente a nuestro partido.

-¿Cómo cree que será el día después?

-Creo que Lunghi va a hacer una buena elección pero también lo haremos nosotros, junto a De Narváez, de eso no tengo ninguna duda y lo que se logre en el Congreso, que dejará de ser hegemónico, igual que el Concejo Deliberante acá, comenzarán los cambios y es muy bueno porque el ‘¡sí señor!’ es malo y hasta ahora todo ha funcionado con el ‘sí, señor’. Cambiemos eso, debemos ser un pueblo diferente. No sé si en Estados Unidos o en otro país lo hubieran votado a Kirchner aun sabiendo que se había llevado mil millones de Santa Cruz.

-Usted es una persona muy cercana a Mauricio Macri, ¿cómo lo ve?

-Como al futuro presidente. A la Ciudad (de Buenos Aires) y al PRO le ha dado una impronta muy particular, con muy buena gestión, que además de apuntar al futuro, trabaja para el presente. Se ha rodeado de un equipo excelente, con Horacio Rodríguez Larreta, Gladis González y muchos otros, dándole entre todos al gobierno de la Ciudad, un ambiente muy dinámico, ágil, un gran clima de trabajo.

-¿Y Jorge Macri? Hubo una situación confusa…

-Jorge Macri es un dirigente del PRO que va a renovar su banca a diputado provincial porque va primero en la lista por la Tercera Sección y espero en julio sentarme con él para comenzar la reorganización del partido en provincia.

-Para finalizar, ¿cuáles son las prioridades del PRO?

-Educación pública, salud, seguridad y muchísimos temas que tienen que ver con los ciudadanos, pero decimos que el PRO va a cambiar cosas si la gente cambia, si participa, porque ningún partido, ningún grupo de dirigentes puede hacer demasiado sin nosotros, los ciudadanos por ejemplo, no podemos darle un día al país siendo fiscales. Si no sentimos responsabilidad, curiosidad por lo que pasa con nuestra jubilación, con nuestros sueldos. Queremos que los argentinos podamos desarrollarnos y vivir con políticas previsibles, tener reglas claras y políticas a largo plazo. Poder proyectar, que no nos cambien las regla a mitad de camino, que eso no sea más y que no sea más, depende no sólo de un partido político sino de toda la ciudadanía./

Comentá la nota