Jara podio más.

COPA CIUDAD DE TANDIL: Arse ganaba cómodo, el Funebrero se lo empató pero el pibe del Viaducto se iluminó y le dio el tercer puesto.
Y eso que en el banco se quedaron Sava y Leguizamón... Garnero decidió probar un equipo mixto y se la jugó en ataque con Franco Jara, un pibe que había debutado con Alfaro. Y vaya si le pagó la confianza: se destapó y, de sus pies, llegó el tercer puesto en Tandil.

A diferencia con el partido contra Quilmes, esta vez Arsenal asumió que tenía que jugar un poquito más. Con un alto porcentaje de la pretemporada en el lomo, ya no había excusas de dureza y esas yerbas. Por eso, tal vez, desde el inicio el equipo de Garnero dejó en claro que quería ser el dueño absoluto del tercer puesto. Y lo hizo con un fútbol que por momentos fue vistoso. La mejor muestra de este brillo veraniego fue el segundo gol de Yacuzzi: el toqueteo de 13 pases consecutivos se inició en Pellerano, pasó por Sena, Contreras, Casteglione y Jara hasta que Yacu definió cruzado. Realmente, una belleza.

Aunque esa jugada no fue el único toque de vuelo. El primero también se originó desde los pies de Pelle, que tiró un pelotazo cruzado que Matos bajó para que el pibe Franco Jara definiera con categoría. ¿Pudo haber más goles? Sin dudas. Sena y Pellerano se encargaron de dominar el medio y los de arriba siempre generaron peligro. De hecho, Matos tuvo una clarísima de cabeza y un derechazo. ¿Y Chacaritad dónde estaba? Los muchachos de Zielinski casi no pudieron aguantar la presión y el despliegue del rival. Hubo alguna pequeña sociedad, efímera por cierto, entre Coyette y Morales, algunas trepadas de Dolci. Pero en el segundo tiempo el Funebrero se despertó y su versión fue distinta: se adueño de la pelota, empujó, tuvo un tiro en el palo de Echeverría y luego un penal que Coyette facturó. No se conformó y logró un empate con un cabezazo de Gómez.

El Arse acusó el golpe, la metió Matos y otra vez Jara, la gran figura. Se subió al podio. Y está bien.

Comentá la nota