Jaque volvió a cuestionar a la Justicia y postergó la reforma constitucional

Sin más anuncios que un aumento para los policías, hizo hincapié en los problemas que genera la crisis internacional. Mencionó cada obra del último año y aseguró que su gestión hizo más que la de Cobos.

CelsoJaque entró a la Legislatura rodeado por un blindaje de militantes que lo alejaban de las protestas y salió de la misma manera, luego de casi dos horas de discurso en el que detalló hechos de su gestión y no hizo anuncios trascendentes.

En su presentación, elGobernador oficializó que la reforma de la Constitución quedará postergada hasta las elecciones de 2011 y realizó un llamado a todos los sectores para desarrollar el plan "Visión Mendoza", de cara al bicentenario y con objetivos a mediano y largo plazo.

En cuanto a medidas concretas hubo pocas novedades: habrá un aumento para los policías de 310 pesos (igual al acordado con ATE hace una semana); las obras públicas dependerán fundamentalmente del financiamiento internacional y se mantiene la promesa de construir más de 5 mil casas con plata de la Nación.

El discurso por la apertura de las sesiones ordinarias fue sobrio y monocorde. Incluso, el mandatario se salteó varios párrafos de lo que estaba escrito y se alejó poco del guión. La seguridad quedó en un segundo plano y para titularlo usó un giro morfológico; en vez de hablar de "inseguridad" usó el título "Mendoza en paz".

El único momento en el que Jaque puso algo más de énfasis fue nuevamente para "retar" a los fiscales que, según él, no realizan su trabajo. "Mendoza necesita un Poder Judicial sujeto al control ciudadano. Este gobernador no va a tolerar a aquellos fiscales y jueces que hagan una aplicación de la ley que termina favoreciendo a los delincuentes.Si eso ocurre promoveré todos los mecanismos para iniciar el correspondiente jury de enjuiciamiento", se quejó (ver página 5).

Además, adelantó que enviará proyectos para "subordinar el otorgamiento de la feria de julio a los juzgados en función de la eficiencia que demuestren en su actividad diaria". El único hecho que destacó en ese tema, fue la actitud de una agente de policía que mató a un hombre que intentó asaltarla. "Me enorgullece esta actitud", dijo.

Pero esta vez el contexto fue casi tan importante como lo que ocurrió en el recinto. Se organizó un operativo para aislar alGobernador de las protestas de los estatales, en el que participaron punteros de distintos departamentos, del Centro de Empleados de Comercio y del MUP, que tuvieron acceso libre a la zona.

En medio de la jornada se produjeron incidentes entre esos grupos y los estatales que protestaban. La policía arrojó gases que afectaron a los sindicalistas y a periodistas que trabajaban en el lugar (ver página 6).

"Tiene que quedar claro que acá nadie puede, en nombre de la libertad, hacer lo que se le dé la gana. La Policía tiene claro cómo tiene que actuar. Nosotros vamos a preservar la vida y el orden público", dijo enojado Jaque.

Crisis y miedo

Uno de los ejes centrales del discurso fue la producción y los efectos de la crisis financiera internacional.Jaque confirmó luego una mala noticia: en el mejor de los casos, el Gobierno espera que haya "crecimiento cero" este año, aunque evalúan un escenario con recesión. Igualmente, aseguró que Mendoza sigue siendo una de las provincias con menor desocupación y que hará todos los esfuerzos "por preservar el trabajo de los mendocinos".

El recinto también fue copado por allegados al Gobierno. De hecho, Jaque no logró decir más de dos párrafos seguidos sin ser interrumpidos por aplausos de su tribuna que se hicieron sentir más cuando se comparaba con la gestión anterior.

Al comienzo Jaque abrió el paraguas y enmarcó todo en la crisis financiera: la "peor recesión" mundial, "crisis global del trabajo", "incertidumbre", "falta de confianza", fueron algunas de las frases que dieron pie al discurso. A renglón seguido esbozó una breve autocrítica. "Aunque no hemos podido dar algunas respuestas como planificamos, seguimos trabajando", dijo el mandatario.

El anuncio de la reforma de la Constitución era previsible y quedó oficializado que quedaron truncas sus intenciones y las de parte del gabinete de votar el 28 de junio por una reforma integral.Jaque dijo que trabajarán para que esa decisión sea sometida a votación en 2011.

Pero, según anunció, buscará que en junio se agregue una enmienda para cambiar el artículo 221 de la Carta Magna, por el cual se explicitan los requisitos para modificar la Constitución.Claro que los tiempos apremian. Esa idea se sumaría a la enmienda por la cual se decidirá el límite a la reelección de los intendentes.

Si bien no lo nombró en todo el discurso, Jaque hizo referencia permanente a la gestión anterior, de Julio Cobos.Toda la enumeración de obras y concreciones fue en comparación con ese período.

"Terminamos 13 escuelas y 22 se encuentran en construcción, cuando entre 2003 y 2007 sólo se hicieron 19, remarcó. Luego el Gobernador justificó sus dichos. "Han tratado inteligentemente de montar una campaña como que acá hubiera un gobierno bobo que nunca hizo nada y que Mendoza está tal cual se recibió", contestó, en alusión directa al cobismo.

Esa descripción incluyó obras "minimalistas", como la pintura de centros de salud y la escrituración de casas, hasta mega proyectos como las presas Portezuelo del Viento y Santa Clara de las Tunas.

ElGobernador terminó su segundo discurso ante la Asamblea Legislativa haciendo un llamado de unidad a la "generación del bicentenario". Luego vinieron los aplausos, la marcha peronista y los elogios de la tribuna de militantes que lo esperaba a la salida.

Comentá la nota