Jaque volvió a abrir el debate por la imputabilidad de menores

Durante el almuerzo con Mirtha Legrand, el pasado jueves 29, el gobernador Celso Jaque habló sobre la inseguridad en la provincia, uno de los temas que tuvo como eje principal en su campaña, y se refirió en especial a la ley de imputabilidad.

Para el mandatario, una de las soluciones para disminuir el índice de delincuencia que tiene a maltraer a su gestión es mejorar la imagen que tiene la Policía, buscar la colaboración entre los efectivos y los fiscales y bajar la edad de imputabilidad.

“Estoy convencido que en la Argentina necesitamos discutir la imputabilidad de los menores para tener un régimen especial para ellos; pero no para privar de libertad al joven que comente un delito, sino para poder recuperarlo", afirmó el justicialista.

Esta idea no es nueva ya que cuando asumió como gobernador planteaba apoyar una ley de responsabilidad penal juvenil que incluyera punir los delitos de chicos de 14 a 18 años (en la actualidad es a partir de 16 años) y aplicar el encierro sólo como una medida excepcional.

Es importante destacar que la inimputabilidad implica que un chico menor de 16 años no puede ser acusado ni procesado, y mucho menos juzgado.

Al respecto, también se pronunció el actual ministro de Justicia y Derechos Humanos, Sebastián Godoy Lemos, quien adhiere a la idea de Jaque.

El ministro dijo a Ciudadano que “un menor de 14 años es responsable del delito que comete y puede responder por lo que hizo".

Por su parte, desde los Juzgados de Menores mendocinos indican que aceptar bajar la imputabilidad no significa que los menores vayan a la cárcel sino que se los pueda derivar a instituciones que puedan contenerlos.

De todas formas, un dato a tener en cuenta es que en caso de que esta propuesta sea aceptada y se convirtiera en ley, la provincia no cuenta con edificios para alojar, en caso que se aplicara, a los menores de 16 años, ya que el Sistema de Responsabilidad Penal (ex COSE) no está preparado para recibir a estos chicos ya que en el lugar tratan a los menores de entre 16 y 18 años que delinquieron.

Uno de los puntos que sale a la luz a la hora de pensar en la causa por la que delinquen es la violencia intrafamiliar a la que están sometidos los menores.

Por ello Ciudadano consultó a la socióloga Graciela Pratz, quien explicó: “Lo que se necesita es un plan de contención del menor” y continuó: “Hay chicos que necesitan reinsertarse en la sociedad, y para eso hay que prever un plan de educación que además los prepare para un oficio”.

Con respecto a bajar la edad de imputabilidad señaló: “La solución no es penarlos a los 12, 14 o 20 años. El Gobierno debe enfocarse en la prevención, que estos chicos no lleguen a delinquir, que estén contenidos por sus familias y por la sociedad”, indicó.

“El rol fundamental en estos casos es la educación y las posibilidades de progreso de cada familia, que no está inserta en la sociedad” finalizó Pratz.

Por su parte, desde los Juzgados de Menores señalaron que si esta propuesta es tenida en cuenta, será necesaria una inversión por parte del Estado para que se creen nuevas instituciones que puedan tratar a estos chicos.

En la actualidad la única institución que hay (el ex COSE) no cuenta con la capacidad edilicia ni con la cantidad de profesionales necesarios para que puedan atender a los jóvenes menores de 16 años.

Comentá la nota