Jaque usará los ahorros para pagar gastos corrientes

Su uso fue autorizado hace un año y hace unos días los pasó a la cuenta corriente para pagar gastos generales.

La presencia del ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, ayer en Diputados, dejó en claro que el oficialismo va a avanzar en el tratamiento de su proyecto de ley de endeudamiento "más allá del resultado final de la votación" (como dijo el diputado Carlos Bianchinelli del PJ) y que la oposición votará en contra de la iniciativa tal cual fue redactada por el Ejecutivo "si antes no se consiguen fondos de la Nación que permitan disminuir sensiblemente el monto final de 520 millones de pesos de endeudamiento" (el argumento de los diputados Alexander Mazza y Roberto Infante, del Confe) y no se avanza "en precisar montos, plazos y tasas que eviten la inconstitucionalidad del proyecto" (el pedido del diputado independiente Ricardo Puga).

El Gobierno confirmó que "el valor actual del Fondo Anticíclico es de 140 millones de pesos" y que estos dineros "desde el 30 de octubre están incluidos en el fondo unificado", según anunció Mario Granado, subsecretario de Hacienda. Esto significa que no se renovó el plazo fijo en el Banco Nación y se transfirió el importe a la cuenta corriente del Estado, que cubre la emisión de los cheques oficiales.

Así lo permite una autorización legislativa del año pasado, que hasta ahora no había sido utilizada por el Ejecutivo y a la que decidió echar mano en este momento acuciado por la crisis financiera.Ese ahorro de los tiempos de superávit será usado para pagar gastos generales de la gestión y hacer frente así, en parte, a la fuerte caída de ingresos de este año.

También se confirmó que la Provincia arrastra una deuda con los proveedores de 50 millones de pesos (5 millones vencidos y 45 por vencerse durante noviembre) y que una de las alternativas de financiamiento -a propuesta de la Bolsa de Comercio de Mendoza- es la emisión de un bono o una Letra, según lo detalló Pablo Frigolé, subsecretario de Financiamiento.

Asimismo, el Gobierno confirmó que aún está a la espera de una ayuda nacional para enfrentar el rojo 2009, sobre lo cual se muestra altamente optimista. "No están agotadas las gestiones con la Nación", dijo claramente el propio Cerroni. Tras la llegada a Mendoza del gobernador Celso Jaque -ayer por la tarde, tras una semana de viaje- se espera que entre hoy y mañana aporte definiciones sobre el tema.

Tanto el monto final del endeudamiento como el tipo de herramienta que utilizará la Provincia para financiarse tienen directa vinculación con decisiones de la Nación. Es que uno de los instrumentos más probables a utilizarse es un crédito directo o puente del Banco Nación y -además- la posibilidad de emisión de un bono internacional se vincula a que la Argentina cancele su deuda con el Club de París y permita una emisión provincial en condiciones más favorables de "riesgo soberano".

Las tres horas que duró la reunión de Cerroni con 19 diputados (nueve oficialistas y diez opositores) aportaron información más precisa en medio de un intercambio de opiniones, en el que no faltaron los habituales chisporroteos y chicanas mutuas referidos al ritmo del gasto público, la evolución del número de empleados públicos y las ventajas y desventajas de la relación con la Nación. Aunque fueron invitados, no asistieron al encuentro los senadores de ninguna bancada (ni aún oficialista).

El endeudamiento

"No se trata de un pedido de fondos para gastar más, sino de financiamiento para cubrir la baja en los recursos", enfatizó el ministro Adrián Cerroni tras destacar que 2009 terminará con 400 millones de pesos menos de ingresos por coparticipación federal y otros 300 millones menos por la baja en la recaudación provincial. "El déficit iba a ser de 700 millones de pesos y con ahorro de gastos lo hemos podido reducir a 412 millones", enfatizó el ministro (otros 90 millones son para los municipios y hay 18 millones previstos para costos de financiación).

Los números que presentó Cerroni muestran que el crecimiento del déficit 2009 se observa a partir de junio en adelante (ver infografía), es decir durante el mes de las elecciones y después de ellas, pero no antes.

El gráfico muestra como superavitarios los meses de enero, febrero, marzo y mayo de este año, crecientemente vinculados al proceso preelectoral. No obstante, otro de los cuadros aportados por Hacienda referidos a la evolución mensual del gasto por ministerio muestra a junio como el de mayores erogaciones en lo que va del año en el Poder Judicial, en Seguridad, en Salud, en la Dirección de Escuelas y en gastos generales.

El oficialismo se muestra "muy optimista" sobre el resultado final de su propuesta y ofrece introducir fuertes modificaciones en el texto, al tiempo que adelanta que para el miércoles que viene buscará que el proyecto alcance el estado parlamentario y el lunes 16 alcance su tratamiento en una sesión especial en el recinto.

En la Casa de Gobierno se descarta absolutamente la posibilidad de que la Provincia pueda llegar a caer en cesación de pagos. En tanto, desde el coborradicalismo se insiste en que "tenemos una oposición conceptual a endeudar la provincia para gastos corrientes" al tiempo que se asegura que "los intendentes de nuestro sector no presionan a favor de la aprobación porque no arrastran necesidades extremas".

Desde los demócratas se muestran críticas y observaciones al proyecto aunque habrá que esperar al próximo lunes para que se defina una postura final conjunta de los bloques de ambas cámaras.

Comentá la nota