Jaque tiene aval para endeudarse y le ganó una pulseada a Cobos

Jaque tiene aval para endeudarse y le ganó una pulseada a Cobos
El Frente Cívico y el PD se aliaron en el Senado, pero finalmente quedó firme el proyecto del peronismo.
Luego de 30 días de intrincadas pujas, el Senado dio ayer sanción definitiva al proyecto que permite al Ejecutivo provincial endeudarse por 420 millones de pesos, tal como pretendía el gobernador Celso Jaque. Esta decisión fue un duro golpe al cobista Frente Cívico Federal, que ratificó que irá a la Justicia para pedir la nulidad de la votación argumentando que el oficialismo no consiguió las mayorías necesarias (dos tercios de cada cámara) que exige la Constitución para tomar empréstitos.

Sólo dos votos le faltaron ayer por la tarde a la alianza del cobismo y el radicalismo para sostener el texto que había impuesto la semana pasada en el Senado, en el que el endeudamiento quedaba restringido a 380 millones de pesos y las autorizaciones extraordinarias que pedía el Ejecutivo resultaban limitadas.

La votación terminó 22 a 14 (el PD apoyó la postura del interbloque cobista), pero eran necesarios 24 sufragios para que quedara firme el plan de los senadores y no el de los diputados. Es que el frente que reporta al vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, pagó caro la fractura que sufrió hace 15 días en Diputados y la polémica iniciativa, que fue votada cuatro veces, resultó favorable finalmente al oficialismo.

Cuando el endeudamiento fue debatido en Diputados por primera vez, el justicialismo salió airoso gracias a la voluntad de casi todo el bloque radical, que se inclinó por respaldar a Jaque a diferencia del resto del interbloque. Pero, cuando el proyecto llegó al Senado, tras el estricto pedido de Cobos, el oficialismo tuvo que negociar con los miembros del Frente Cívico porque no le daban los dos tercios que requería para aprobarlo. En esa sesión, el cobismo aprovechó para modificar el texto enviado por el Gobierno.

Tras esos cambios, la iniciativa volvió a Diputados, donde fue debatida el lunes. El oficialismo se apoyó en el artículo 103 de la Carta Magna local, que establece la revisión de leyes de una Cámara a otra, pero que no hace mención a ningún tipo de requerimiento de mayorías especiales para su aprobación.

Por eso, con la ayuda del PD y de casi todos los monobloques, avaló la norma como la mandó Jaque y descartó el texto que había negociado con los cobistas. Lo mismo sucedió ayer en el Senado, aunque esta vez, como ya lo lo habían hecho la semana pasada, los demócratas votaron en el mismo sentido que el cobismo. De hecho, el senador del PD Aldo Giordano espetó: "El Gobierno no sólo necesita 420 millones de pesos, sino también 50 personas capaces".

La pelea judicial

Lo advirtió el presidente de la UCR, César Biffi, el lunes por la noche, y lo repitieron los legisladores cobistas durante toda la tarde de ayer. "El artículo 41 de la Constitución provincial exige los dos tercios de los presentes para aprobar las normas que se refieren al endeudamiento, como en las últimas dos votaciones ningún proyecto lo consiguió, no hay ley", lanzó el jefe de la bancada radical, el senador Mauricio Suárez, mientras insistió con la decisión política del Frente de hacer un planteo judicial por este asunto, que recaerá en la Corte.

Como levantando una bandera, el resto de los senadores apeló al artículo constitucional citado antes de votar. Pero el oficialismo procedió con la determinación de sancionar su norma y cuando vio que el frente no conseguía las voluntades para ratificar el texto con las modificaciones hechas por el Senado (en ese caso eran necesarios los dos tercios, según interpretó toda la Cámara), el vicegobernador Cristian Racconto anunció que quedaba avalado el proyecto de Diputados y que pasaba al Ejecutivo para su promulgación.

"Si hubieran optado por el proyecto consensuado con todo el Senado, se habrían ahorrado planteos de inconstitucionalidad", advirtió Suárez. La senadora Alejandra Naman, del ARI (que es uno de los partidos que conforman el Frente Cívico Federal), confió: "Ahora evaluaremos de qué manera haremos la presentación judicial. El problema no es que no se logró aprobar un proyecto con una cifra menor de endeudamiento, sino que el Ejecutivo consiguió mantener su iniciativa con superpoderes, que implica mover partidas como quiera sin autorización, entre otros puntos".

Lejos de mostrar un signo de preocupación, los senadores oficialistas vivieron el resultado con algarabía como lo hicieron los Diputados hace dos días. "Quieren judicializar algo que es una derrota política del cobismo", dijo el presidente de la bancada del PJ, Luis Ruzo. Otro legislador peronista graficó el fin de la novelesca saga: "Cayeron en la trampa, fue una picardía legislativa".

Comentá la nota