Jaque tendrá 300 millones de la Anses para créditos

El Fondo para la Transformación será capitalizado con recursos de las jubilaciones. Se utilizará para asistir al sector productivo. Clave en un año electoral.
En estos tiempos de crisis y en materia de política económica, todos los caminos conducen al Fondo para la Transformación y el Crecimiento (FTyC) en Mendoza.

Para que este organismo tenga realmente peso intervencionista en un año electoral como 2009, el gobierno de Jaque ya tiene luz verde de la Nación para tomar un crédito por hasta $ 300 millones de los ex fondos de las Afjp que hoy maneja la Anses, según confirmó José Luis Álvarez, director ejecutivo del FTyC.

La cifra no es menor, si se tiene en cuenta que hoy el organismo tiene un capital líquido para otorgar créditos de fomento o intervenir en el mercado (compra de uva para mosto) por hasta $ 180 millones.

Por lo que, de confirmarse el préstamo de la Anses, la gestión Jaque pasará a contar (vía FTyC) con unos $ 480 millones para intervenir en la economía de Mendoza y salir a prestar dinero en condiciones sustancialmente más favorables a las vigentes en el mercado o, si es necesario, directamente a tasa cero, como ya tienen sectores como el de la fruta industrializada o el sector primario para comprar tela antigranizo.

En este contexto de crisis, con perspectivas de baja en las recaudaciones e ingresos por coparticipación, la Anses se presenta como la gran suministradora de dinero. Al respecto, Álvarez respondió que tienen luz verde para acceder a dicha caja previsional del Estado y tomar un préstamo por hasta $ 300 millones, ya que el Fondo presenta una solvencia en activos de casi el doble de este monto.

"Esto no es un banco, por lo que nos da una flexibilidad para poder trabajar y capitalizar bien este esquema de la Anses", señaló el titular del FTyC.

El acceso a la billetera de la Anses no es para todos. Basta mencionar el "stand by" en el que entró el plan de obras públicas del gobierno opositor de Mauricio Macri en Ciudad de Buenos Aires por $ 1.500 millones que tenía previsto financiamiento de las Afjp, pero que quedó en la nada tras la estatización de los fondos por parte de la Anses.

En Ciudad de Buenos Aires, las negociaciones de este préstamo están en manos del ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, quien viene solicitando audiencia, hasta ahora sin suerte, con el jefe de la Anses, Amado Boudou, para formalizar el pedido de fondos.

"Llamamos por teléfono dos veces y enviamos una nota formal, pero todavía no tuvimos respuesta", dijo el ministro Grindetti a la prensa el 4 de enero. Pedido que hasta ahora sigue sin tener respuesta.

Pelea y beneficios

Que hoy funcionarios de Mendoza tengan línea directa con la chequera del gobierno nacional tiene una clara explicación política: la pelea Kirchner - Cobos y el deseo implacable del ex presidente por derrotar en su propio territorio al ex gobernador en las Legislativas de 2009 para cerrarle, tal vez, el camino a 2011 al hoy vice de Cristina.

De cualquier forma, si este dinero finalmente llega a Mendoza, la idea es utilizarlo para nutrir las líneas ya existentes en el FTyC y salir a intensificar las acciones de política económica del gobierno de Jaque en tiempos de reclamos, caídas en las ventas y pérdida de mercados en todo el sector productivo de la provincia.

No por nada todas las medidas anticrisis anunciadas y tomadas por el gobierno de Jaque tienen su origen en el FTyC. Basta recordar medidas como la asistencia al durazno para industria, la tela antigranizo a tasa cero, asistencia al sector turístico y el ya tradicional operativo de compra de uva para mosto (ver gráfico).

"A Mendoza le afectó mucho la crisis del campo del primer semestre de 2008 porque los productores no tenían cómo transportar sus cosechas y no podían venderlas. Además, en ese momento, bajaron los despachos de vinos al mercado interno un 4% y no volvimos a recuperarlos nunca más. Luego, se originó la crisis internacional frenando la exportación", explicó José Luis Álvarez.

Hoy los pequeños y medianos agricultores están sufriendo pérdidas, no tienen acceso al crédito y muchos, además, tienen los números en rojo. A esto se le suma la debilidad del sistema financiero tradicional, que cobra a las pymes tasas de entre el 25% y el 35% anual, de acuerdo al tipo de operación. Por lo que la figura del FTyC se vuelve crucial para contener y sostener a la productividad de Mendoza, opinó Álvarez.

Caja y liquidez

Hoy el FTyC cuenta con un capital líquido de $ 180 millones, fruto de un índice de recupero del 85%, ya que "la crisis nos ha afectado por medio del incumplimiento y atraso en los pagos de los tomadores de crédito", explicó Álvarez.

De estos $ 180 millones, unos $ 40 millones se van a destinar este año al operativo de compra de uva para mosto en Mendoza.

De los $ 140 millones remanentes, que nacen de $ 100 millones que aporta el Banco de la Nación Argentina más $ 40 millones que surgen de las propias arcas del FTyC, $ 50 millones irán a la operatoria de bonificación de tasas (hasta 6 puntos porcentuales) en el sistema financiero tradicional (el año pasado se destinaron $ 90 millones).

Todo el resto del dinero, más lo que puede llegar de la Anses irá a potenciar las distintas líneas vigentes que tiene el FTyC para tratar de evitar que caiga el nivel de actividad de la economía mendocino y se destruyan empleos.

"Lo que estamos haciendo es dar oxígeno a la producción desde el punto de vista financiero, para que el sector productivo primario pueda exportar dentro de unos meses", señaló Álvarez, antes de agregar que "tenemos que ganar tiempo, porque el dólar de hoy no será el mismo dentro de unos cuatro meses y es preferible que los productores esperen porque van a poder vender a mejores precios. Tenemos que darle fuerza al productor para que pueda participar en la futura rentabilidad de los precios".

Comentá la nota