Jaque reaviva con denuncias su disputa con Cobos

En el Gobierno dicen que no responden a la avanzada K contra el Vice, pero en diez días surgieron tres acusaciones.
El gobierno de Celso Jaque sorprendió en los últimos días con nuevas denuncias e informes críticos sobre la gestión pública. Pero esos hechos tienen algo en común: todos hacen referencia a la administración del ex gobernador y actual vicepresidente Julio Cobos.

Otra coincidencia: las denuncias toman estado público luego de que desde el kirchnerismo aumentara la presión contra el Vicepresidente, con Néstor Kirchner como abanderado y motivador para "derrotar a Cobos en Mendoza".

En menos de diez días, desde el Gobierno acusó a la gestión anterior de haber contratado aviones de la Fuerza Aérea sin comprobantes y no pagarlos, de haber hecho un desmanejo y compras innecesarias en la Obra Social de Empleados Públicos y de ser el responsable de una aparente estafa cometida con fondos de un programa de salud nacional.

En el Ejecutivo aceptan que la situación se presta a interpretaciones políticas por el contexto, pero aseguran que no tienen nada que ver con la mala relación entre el vice y Jaque.

De la misma manera, dicen que es probable que más adelante surjan otras denuncias como resultado de las auditorías que se llevan adelante en distintas reparticiones.

"Se investigan cosas constantemente, desde que empezó el mandato y seguramente aparecerán otras denuncias", anunció un funcionario de peso en el Gobierno. En la vereda de enfrente dicen que sabían que "intentarían manchar la gestión para atacar a Cobos como figura".

La frialdad con la que se trataron el jueves los dos hombres más importantes de la política mendocina durante los actos por el aniversario de Los Andes, tras seis meses sin verse, es una señal de la pésima relación entre ambos, pero también del recelo entre una gestión y otra.

Por eso también uno de los primeros anuncios que hizo Jaque al asumir fue que realizaría una profunda auditoría de lo que Cobos le dejaba. Ahora, coincidiendo con la arremetida delkirchnerismo contra Cobos, aparecen las denuncias.

En Salud

El Ministerio de Salud presentó a la Justicia una denuncia para que se investigue una serie de irregularidades en el manejo del Programa Nacional de Recursos Humanos en Atención Primaria.

Como informaron ayer algunos medios, aparecieron facturas con datos falsos, médicos que cobraban sin prestar servicios y sobrefacturación de otros profesionales.

La irregularidad fue descubierta en la gestión de Jaque, pero el Gobierno asegura que se inició durante la de su antecesor. La causa recaería en la Justicia Federal, puesto que se trata de fondos nacionales.

En el Ejecutivo tienen varias hipótesis.Una de ellas es que se sobrefacturó para no perder el plan nacional y la otra (complementaria) es que literalmente hubo una cadena de personas que robaron.

Aviones polémicos

Otra de las denuncias involucra a una institución nacional. En julio llegó a laSecretaría Legal y Técnica un pedido de la Fuerza Aérea para que Mendoza pague tres vuelos realizados a Perú.

Se trata de los viajes que acordó Cobos para enviar ayuda humanitaria luego del fuerte terremoto que sufrió ese país. La cuenta a pagar llegó varios meses más tarde y suma casi 300 mil pesos. En el Gobierno negaron esa deuda pero lanzaron sospechas hacia el ex gobernador.

El jueves el propio Cobos se defendió asegurando que "la denuncia no tiene ni pies ni cabeza" y que en ningún momento se había acordado que los vuelos serían pagos.

La OSEP como objetivo

Pocos días después de esa denuncia se hizo público otro informe retrospectivo crítico.En ese caso el objetivo fue la OSEP.

Un informe del titular de la obra social,MarceloCosta, denuncia que la gestión llevada adelante por el radical MarcelinoIglesias había hecho gastos excesivos en materiales, contratos e incorporaciones de personal que violarían la Ley de Responsabilidad Fiscal y sobreinversión generalizada en infraestructura.

La denuncia se hizo pública luego de los cuestionamientos hacia la fiesta que organizaba la OSEP y que iba a costar 110 mil pesos.

Comentá la nota