Jaque quiere acordar con los opositores 5 políticas de Estado

Las relaciones entre el Gobierno y el cobismo (principal sector de la oposición) están en su peor momento luego de las secuelas que dejó el tratamiento de la ley de endeudamiento.
Sin embargo, Celso Jaque hizo un llamado a buscar acuerdos "estructurales" para Mendoza. El marco que el Ejecutivo quiere darle a ese llamado es el Bicentenario y el abordaje de temas estratégicos que serán abordados el año que viene.

La idea del Gobierno es conseguir consenso sobre cinco temas estratégicos y dos polémicos a pesar de que se mantengan las peleas por la coyuntura. En la lista de temas claves están la Ley de Educación, el plan estratégico territorial (en el marco de la Ley de Uso del Suelo), la reforma política (para adecuar el sistema al nacional), la creación de la Empresa Provincial de Energía (proyecto que será reflotado) y la reforma judicial.

Entre los tópicos más polémicos están la aprobación de los dos proyectos mineros que están más avanzados: Potasio Río Colorado y San Jorge y la nueva Ley de Catastro.

Jaque aprovechó la firma del acuerdo por la coparticipación para hacer un nuevo y enésimo llamado al consenso. Ahora sus funcionarios buscan darle contenido a esos discursos. A su favor, los ministros aseguran estar "más maduros" para afrontar los últimos dos años de gestión.

"Los conflictos que hemos tenido con la oposición han sido por temas coyunturales y seguramente seguirán existiendo. Pero los temas estructurales de la provincia los podemos consensuar. Hemos acordado muchas cosas. El año que viene no es electoral y es el Bicentenario. Creemos que es una buena oportunidad", aseguró Mario Adaro, ministro de Gobierno. En el oficialismo ven positivo la normalización de la UCR para "tener más claro" quiénes son los interlocutores.

Uno de los principales temas a abordar en el marco de ese llamado es la Ley de Educación provincial. El texto está casi listo y se están ajustando las metas que se propondrá cumplir con esa norma. La ley ha sido redactada en el marco de un acuerdo previo entre los partidos políticos y será presentada muy pronto para ser aprobada en 2010.

El otro tema considerado estructural es el ordenamiento territorial. Con la ley aprobada, ahora deben conformarse los organismos técnicos y de control y se debe elaborar el plan de ordenamiento territorial. "Nos podemos pelear por lo de hoy, pero vamos a acordar con lo que queremos de Mendoza en 10 o 20 años", aseguró Adaro.

La reforma política será otro de los temas centrales. Con la ley nacional ya sancionada, el Gobierno quiere discutir el año que viene un proyecto provincial, para adecuar la norma e incluir otros temas. Para ello dicen que van a convocar a los partidos y también a organizaciones sociales. Es probable que se incluya, por ejemplo, las elecciones primarias para el cargo de Gobernador. También va a estar incluida la reforma de la Constitución.

La Legislatura será el principal "campo de batalla" político. Al Gobierno no le queda otra que consensuar porque tiene dos tercios en contra. "Esperamos que todo siga en el marco del respeto y el acuerdo. Nosotros no vemos la aprobación de una ley como una victoria política, sino como un avance para Mendoza. Lo que dijo el Gobernador de acordar lo hemos vivido como ejemplo en la Ley de Coparticipación y en la de endeudamiento. Nosotros vamos a evitar los conflictos y la beligerancia", aseguró Tanús.

Algunos de los temas que consideran prioritarios para los próximos meses en la Casa de las Leyes son la creación de la Empresa Provincial de Energía, la aprobación de los proyectos mineros Potasio Río Colorado y San Jorge y la modificación de la Ley de Catastro. Según Tanús, no se descarta crear un ámbito formal de búsqueda de consenso con los otros partidos

Comentá la nota