Jaque prepara otro plan de ahorro forzoso mientras espera el préstamo

Jaque prepara otro plan de ahorro forzoso mientras espera el préstamo
La turbulencia generada por la crisis política nacional complicó aún más las cuentas provinciales.

Los números no cerraban, pero la crisis política y económica que

desató la pelea por las reservas del Banco Central generó una turbulencia en los mercados que deja a la Provincia con poco margen para conseguir fondos. Por esto, Celso Jaque prepara un nuevo decreto de ahorro forzoso para todas las áreas de Gobierno, que será comunicado en las próximas horas a cada una de las reparticiones del Ejecutivo y revelado antes de su viaje al Caribe. Esto mientras espera que las entidades financieras ofrezcan mejores condiciones a la Provincia para endeudarse por 420 millones de pesos.

El paquete de medidas se elaboraba ayer en la Subsecretaría de Hacienda e incluye una disminución proporcional de los presupuestos en todas las áreas. Además, restricciones en los gastos telefónicos, en compras de capital, vehículos y equipamientos y hasta en obras públicas que no tienen parte del financiamiento nacional. Si bien en Hacienda no dejaron trascender mayores detalles, se supo que será una medida similar a la implementada en el 2009 cuando se advertía un déficit de más de 600 millones de pesos.

La medida apunta a ahorrar algo más de los 247 millones de pesos que estaban contemplados en el déficit que rechazó la oposición del presupuesto 2010. La preocupación está centrada en que la turbulencia en los mercados que desató el conflicto entre el Gobierno nacional y la oposición por las reservas del Banco Central frenó posibilidades de financiamiento por la quita de todo margen de confiabilidad de la Provincia para colocar sus bonos en el mercado internacional.

Esto se vio reflejado en el llamado a licitación para conseguir financiamiento por hasta 420 millones de pesos al que se presentó un solo oferente con tasa demasiado alta (13,5 por ciento), variable y en dólar. El subsecretario de Financiamiento, Pablo Frigolé, explicó ayer que el concurso de ofertas que se extendió hasta el viernes apunta a captar un ofrecimiento con garantías en la coparticipación, a tasas fijas y, preferentemente, en pesos. El proceso de contratación directa, para el cual Jaque debió dictar el decreto 36 que extiende el plazo hasta el viernes, es similar a la licitación pública pero en la práctica significa una prórroga para integrar a todas las entidades financieras que la vez anterior no llegaron a la licitación. En el Gobierno se esperanzan con que mañana, cuando venzan los plazos de presentación de propuestas, se vea una variedad de oferentes que permita a la provincia tomar créditos en mejores condiciones. Esto porque algunos bancos que no entraron en la etapa anterior podrán hacerlo ahora, ya que los pliegos fueron gratis y hay mayor accesibilidad.

La necesidad de conseguir financiamiento urge en el seno del Ejecutivo y, esto, porque quiere enviar lo antes posible los fondos comprometidos a los municipios -40 millones en un año- pero también debe afrontar a fin de mes el pago de sueldos y achicar la deuda con los proveedores.

Comentá la nota