Jaque planea cambios en su equipo luego de una semana negra

En medio de la furiosa interna que mantienen, se irían el ministro Sergio Saracco, de Salud, y el cuñado del gobernador, Ricardo Landete, quien trabaja en el mismo ministerio. El mandatario estudia otras reformas. Ciurca pasaría a Desarrollo Social.
Faltaban pocos minutos para la medianoche del jueves y, en la pizzería Las Cuatro Estaciones, de Carrodilla, un coro de treinta funcionarios arrancó con el Feliz Cumpleaños. Algunos comensales distraídos se dieron vuelta para ver qué ocurría y descubrieron que, desde una de las mesas, Celso Jaque sonreía tímidamente como agradeciendo el gesto. En un clima distendido, buena parte del gabinete, los intendentes peronistas y algunos colaboradores cercanos hicieron su mayor esfuerzo para que el gobernador festejara su aniversario número 49 de la mejor manera. Pero, como pasa en las mejores familias, hubo alguien que no asistió al festejo: faltaba el cuñado, Ricardo Landete, quien esa misma mañana se había ganado la tapa de todos los diarios como protagonista del escándalo de las botellas de tomate.

Sentado junto al cumpleañero estaba Cristian Racconto, el vicegobernador que unas horas antes de aparecer por el pequeño local gastronómico de la zona del Calvario había enviado una carta a los medios con la clara intención de diferenciarse del Gobierno. En Las Cuatro Estaciones hubo variedades de pizzas para degustar, pero no regalos; estaban todos en el despacho gubernamental en la Casa de Gobierno. El mismo en el que está la computadora en la cual, minutos antes de ir a celebrar, Jaque recibió el mail de Beatriz Barbera en donde le anunciaba su renuncia indeclinable a la Secretaría de Deportes. Más allá de estos detalles, el gobernador disfrutó de su agasajo e hizo como si nada pasara. Casi un reflejo de su manera de gobernar.

Luego de una semana en la que el Poder Ejecutivo de Mendoza vivió una crisis política sin precedentes, se podría definir en los próximos días el fin del conflicto en el Ministerio de Salud, cambiando al titular, Sergio Saracco, y desplazando también a Landete luego de un año y medio de peleas internas. También se apunta a concederle la salida de Seguridad a Carlos Ciurca y designarlo en Desarrollo Humano. Luego del portazo de Barbera, finalmente se concretaría la anunciada reestructuración de ministerios y el desembarco del PJ en áreas clave.

Las medidas, deslizadas por integrantes del propio Gobierno, serán conversadas con los jefes comunales del PJ y con el partido en una reunión política que se realizará a mediados de semana. Pero, tratándose de Jaque, habrá que esperar. Aunque para buena parte del justicialismo la situación ya sea "terminal".

Las teorías conspirativas

Para el entorno del gobernador, la crisis no existe. Al menos ésa es la lectura del secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán, quien intenta convencer de que el Gobierno está siendo víctima de un ataque periodístico producto del debate de la ley de medios.

Así lo dejó en claro hace unos días, cuando se cruzó con unos periodistas en la puerta de Casa de Gobierno. "¿Están esperando al jefe (por Jaque) para pegarle? Está bien, entendemos el juego", lanzó con ironía.

–¿Cuál juego? –le consultaron los hombres de prensa.

–A ustedes los mandan a pegarnos, pero entendemos cómo es el juego. Esto se termina cuando se termine la discusión por la ley de medios –agregó.

Otro integrante del gabinete un poco más alejado de las teorías conspirativas fue más realista. "Acá nadie nos hace zancadillas, nos estamos pisando solos los cordones", analizó.

Y parte de eso fue lo que ocurrió con la renuncia en Deportes. Barbera tenía previsto irse a fin de año, cansada y con algunos problemas de salud a cuestas. Pero precipitó su salida luego de que Jaque la desautorizara esta semana, otorgándole al club Gimnasia y Esgrima un permiso para utilizar el estadio Malvinas Argentinas luego de que ella dijera que no.

Como suele ocurrir, el gobernador escuchó al influyente asesor Raúl Perruco Leiva, quien le sugirió prestar el Estadio, y eso terminó por decidir a Barbera, que ya traía de arrastre su malestar por haber quedado involucrada en el escándalo de Los Fabulosos Cadillacs, en los cuales Leiva y Cazabán son protagonistas.

La crisis en la Secretaría de Deportes se produce justo un día antes del inicio de los torneos Evita, donde participan miles de chicos casi todos los departamentos de Mendoza. De apuro, Jaque designó a un remplazante para que se hiciera cargo. Pero no hizo otra cosa que aumentar los rezongos dentro del PJ. "Otra vez nos dicen que van a acordar los cargos y ni siquiera nos consultan", se quejaron.

Los hechos más insólitos

Aislado por Cazabán, Leiva y un pequeño grupo que le hace su propio relato de la realidad, la última semana de Jaque no sólo fue una de las más duras desde el punto de vista político, sino que también fue una en las que peor se relacionó con el periodismo.

Huidizo, al borde de la exasperación y con la firme intención de no hablar de los sucesivos escándalos, el mandatario protagonizó a mediados de semana otro hecho que fue uno de los más insólitos que se recuerden. Mandó a armar un operativo de distracción para que la prensa no lo intercepte, que terminó involucrando a medio Gobierno.

Todo terminó el viernes en un paso de comedia. Jaque llegó a un acto en el auditorio Ángel Bustelo para participar en un encuentro del Comité de Integración del Sistema Cristo Redentor. Allí hubo una dura advertencia del jefe de Prensa. "No va a hablar de otra cosa que no sea de este tema", anunció Pablo Catania. Un viejo cronista de televisión no le hizo caso. Paró al gobernador en vivo frente a las cámaras y, cuando le disparó la pregunta acerca de la renuncia de Barbera, el malestar de Jaque fue tal, que se terminó yendo y casi se lleva por delante la cámara que lo tomaba.

La crisis de esta última semana generó otro episodio notable. Un ministro del gabinete montó una operación para hacer renunciar a un funcionario de Salud para ver si Jaque reaccionaba y finalmente echaba a Sergio Saracco y Landete. Por supuesto que nada de esto pasó. Y se verá en los próximos días si realmente sucede.

Comentá la nota