Jaque pidió al SUTE "desterrar la violencia"

El Gobernador respondió así al escrache de los docentes que le impidió llegar a un acto el miércoles. Cómo sigue la relación.
El gobernador Celso Jaque convocó a "priorizar el diálogo respetuoso con todos" y a "recuperar la conversación como herramienta" para "crecer en paz" y "construir Mendoza". "No me molestó en lo personal el reclamo del SUTE, pero sí me preocupó", dijo en relación al escrache organizado por la dirigencia del gremio docente el miércoles pasado, en el Hospital El Carmen.

En esa oportunidad, un grupo de manifestantes, encabezado por el titular del gremio -Eduardo Franchino- irrumpió antes del acto de asunción del director general de OSEP, Marcelo Costa, por lo cual el Gobernador decidió no asistir a la ceremonia.

"Mi preocupación fue no generar mayor violencia. Yo ya he estado con esta gente y han tenido la libertad de decir lo que querían. No es un problema de temor sino de preocupación. Estamos trabajando mucho para erradicar la violencia de las escuelas y cuando uno ve que los que supuestamente representan al sector docente acuden a la violencia verbal, ¿cómo hacemos para decir a los chicos que ven estas actitudes por los diarios y la televisión, que no pueden ser violentos y deben respetar a la autoridad?", manifestó Jaque.

"Yo estoy en esta función y estoy dispuesto a escuchar lo bueno y lo malo, pero me preocupa como dato de la sociedad, en momentos en que nos estamos proponiendo una escuela sin violencia y con respeto a la autoridad docente. Están transmitiendo con su ejemplo un modo de accionar que luego les va a caer a los mismos docentes. Yo espero que reflexionen y que admitan que no es la manera de actuar. Mi tarea termina en cuatro años (sic), en cambio ellos van a seguir en la escuela y están sembrando cómo los van a tratar los chicos en las escuelas", agregó.

Jaque instó a "trabajar con todos y recuperar el diálogo como herramienta", al tiempo que hizo mención a una futura "ley de corresponsabilidad gremial", acompañó al Senado en la reforma al Código de Faltas (uno de cuyos artículos reglamenta el derecho a protesta) y pidió "desterrar la violencia con un arma, con un grito o con una palabra".

Confirmó que el lunes que viene el Gobierno y los gremios estatales se sentarán a conversar. Cuando se le preguntó si ese día habrá alguna oferta salarial respondió: "Es la primera vez que para sentarse a dialogar debe haber dinero. Es como decir ¿cuánto me paga para que yo dialogue con usted? ¡Es una locura!", manifestó, tras la multitudinaria ceremonia de asunción del nuevo ministro de Gobierno de la provincia, Mario Adaro (ver aparte).

Respuesta

Por su parte el titular del gremio, Eduardo Franchino, dijo que "el Gobierno se está escudando en la palabra escrache para descalificar una protesta. Ni en el Hospital El Carmen, ni en una escuela de Palmira a la que asistió el Gobernador, hemos incurrido en hechos de violencia. Nunca hubo insultos y menos violencia física. En Palmira, cuando se bajó del auto, le cantamos consignas pidiendo más plata para la educación. En el hospital, como en cualquier lado, dejamos y vamos a dejar que se desarrolle normalmente el acto previsto. Lo que pasa es que si un grupo de personas se presenta de luto y con un cartel reclamando el cumplimiento de las promesas de un candidato, parece violento. Pero, violenta es, en todo caso, la mentira del candidato", dijo Franchino.

No obstante, los secretarios generales de los gremios estatales, que llevaron a cabo el último paro, no se reunieron esta semana ni han previsto aún una fecha para un nuevo plenario de delegados. Por el momento, toda la atención sobre la futura relación entre el gobierno provincial y un sector mayoritario de gremios estatales apunta a la reunión del próximo lunes con el flamante ministro de Gobierno, Mario Adaro. "Allí veremos", dijo el titular del SUTE.

Comentá la nota