Jaque le pidió a la presidenta rebaja de impuestos para el vino

El gobernador de Mendoza también pidió ayuda financiera para los productores afectados por los granizos caídos.
Ayer, en la Residencia de Olivos, el gobernador de Mendoza, Celso Jaque, se reunió con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y le pidió para que la rebaja ya aplicada a las retenciones de la mayoría de frutas y hortalizas, alcance también al vino, mosto y durazno enlatado.

Se trata de productos regionales básicos en la economía de Mendoza y San Juan, y precisamente esta semana comenzó a aplicarse la rebaja del 50% del impuesto a las exportaciones que incluye a frutas y verduras, pero que dejó afuera a los tres productos mencionados.

El martes pasado se conoció que la rebaja de las retenciones ya estaba operativa, pero que no incluía al mosto, tal como se había anunciado el 22 de diciembre pasado.

Por eso ahora los gobiernos de Mendoza y San Juan, junto con el sector privado, aglutinado en la Corporación Vitivinícola, comenzaron a realizar gestiones para lograr una nueva resolución de la Nación que incluya a estos productos.

El mandatario mendocino se reunió ayer con la Ministra de la Producción, Débora Giorgi, el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi y el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray y buscó sellar el acuerdo para que el vino, el mosto y el durazno enlatado sean alcanzados por la rebaja en las retenciones.

Los funcionarios nacionales se comprometieron a estudiar el petitorio del mandatario y a darle una respuesta "a la brevedad". Jaque mostró su preocupación ayer en Capital Federal, por la "no inclusión" del mosto en el listado anunciado por la Presidenta y que según se dijo en un principio sería alcanzado por la rebaja.

Según varios operadores y despachantes de aduanas locales, hasta ayer, se habían demorado varias transacciones ya que el mosto no figuraba en la lista de los productos beneficiados con la rebaja.

Otros temas

La reunión se realizó a puertas cerradas, y poco fue lo que trascendió del encuentro entre Jaque y la presidenta.

De la apretada agenda que llevó a Buenos Aires, Jaque priorizó además el pedido de ayuda de la Nación para los mendocinos ante la difícil situación por la que atraviesan los departamentos de General Alvear y Rivadavia -al sur y al este de la provincia-. Estas comunas quedaron con sus economías, de base netamente agrícola, devastadas por las últimas tormentas de granizo y vientos huracanados ocurridas en la noche buena y el primer día del 2009.

Además trataron la ampliación de planes de vivienda a construirse en esa provincia, entre otras obras de infraestructura.

Comentá la nota