Jaque pide fondos al Banco Nación para afrontar "urgencias"

Jaque pide fondos al Banco Nación para afrontar "urgencias"
Busca que la entidad adelante la mitad de los 380 millones de pesos que la Legislatura autorizaría a tomar hoy.
El Gobierno espera ansioso que la Cámara de Diputados autorice hoy el endeudamiento por 380 millones de pesos para conseguir fondos frescos a fin de hacer frente a las urgencias. Si todo sale bien, los tiempos administrativos indican que el dinero no llegará, corriendo con mucha suerte, antes de tres semanas.

Por ello el escenario que se maneja es que el Banco Nación adelante, a modo de crédito puente parte del dinero, algo así como 175 millones de pesos.

La premura no sólo se debe a la necesidad de efectivo sino a que el 15 de diciembre es la fecha límite para realizar operaciones en el sistema financiero y -si la cuestión se diluye por más tiempo- pasará para el año que viene.

"De allí hay que pensar en más de 45 días, que es lo mínimo que demoran las operatorias", explicó Pablo Frigolé, subsecretario de Financiamiento. Por este motivo, se esperanzan en una ayuda directa de la Nación y en la posibilidad de establecer un crédito puente que traiga dinero en dos semanas después de comenzados los trámites.

Dos altas fuentes del Ministerio de Hacienda reconocieron en las últimas horas que la estrategia es partir el crédito en dos. Es decir, realizar un pedido urgente de plata primero y dejar otra opción para negociar dentro de unos seis meses, cuando las condiciones del mercado financiero mejoren un poco. "Todo indica que eso sucederá a partir de marzo", dijo un técnico oficial.

"Yo no necesito los 380 millones de pesos todos juntos ahora", aclaró el subsecretario de Hacienda, Mario Granado. "Acá estamos tramitando varias cosas a la vez, una de ella es el costo del crédito. Si nos ofrecen ese dinero a 15% anual, no nos conviene porque es altísimo", explicó el funcionario. "Lo que necesita el Gobierno es un flujo de dinero constante", añadió, pero no dio más precisiones.

Negociar a dos puntas

El Ejecutivo provincial está negociando actualmente dos cosas con la Casa Rosada. La primera es una asistencia financiera que permita reducir el monto del endeudamiento. En ese sentido, varias fuentes creen que el Gobierno central anunciará en diciembre un plan de salvataje para las provincias más urgidas y Mendoza podrá acceder, así, a fondos frescos. "Pueden ser ATN, subsidios o un nuevo Programa de Asistencia Financiera (PAF)", explicó un vocero del Gobierno local.

La segunda negociación es para que el Ministerio de Economía de la Nación autorice cuanto antes a Mendoza a endeudarse, una vez que la Legislatura apruebe (hoy) la ley de empréstito.

"Tenemos algunos inconvenientes porque a ellos -Economía- no les gusta cómo están redactados los artículos 1 y 2 de la ley que se está por sancionar. Quieren que directamente se adhiera a la ley nacional que cambió la de Responsabilidad Fiscal y que permite a las provincias endeudarse. Pero como los artículos en cuestión son más específicos, los están haciendo ver por asesores letrados y eso, sin dudas, estira los tiempos", explicó Granado.

El subsecretario de Hacienda reconoció además que las conversaciones con el Banco Nación para que éste adelante parte del dinero a modo de crédito puente están avanzadas y aclaró que las otras entidades bancarias que están interesadas proponen prestar plata pero en un fideicomiso, una herramienta sustancialmente más cara para la Provincia y que demanda más tiempo, algo que por las urgencias financieras Mendoza hoy tampoco tiene.

En este esquema, el Banco Nación adelantaría plata y luego la administración nacional se la devolvería en una segunda instancia, mientras que Mendoza aumentaría su deuda con la Casa Rosada.

Nuevo bono, por ahora no

"La Nación no nos va a dejar emitir un bono porque ella está esperando hacerlo en los próximos meses, posiblemente en marzo. Si Mendoza se adelanta, como tiene mejor calificación que la Nación, le complicaría las chances. Por eso lo mejor es que se adelante el dinero con un crédito puente del Banco Nación y que el resto de los fondos se negocien en el mercado internacional una vez que la Casa Rosada salga en busca de recursos junto con las provincias", explicó otra fuente del Ejecutivo provincial.

"La idea es separar los $ 380 millones en dos partes, con el objetivo de conseguir primero dinero fresco para seguir funcionando y, más adelante, intentar negociar mejores tasas y garantías", agregó otra voz oficial.

Comentá la nota