Jaque ordenó investigar al zoológico tras serias denuncias.

Se incrementó la polémica por un informe de traslado de especies a una granja educativa en el departamento de Luján, cuya directora es la esposa del ministro de Seguridad, Carlos Ciurca.
El gobernador de Mendoza, Celso Jaque, ordenó hoy investigar al zoológico provincial tras denuncias por maltrato y abandono de animales, mientras se incrementó la polémica por un informe de traslado de especies a una granja educativa en el departamento de Luján, cuya directora es la esposa del ministro de Seguridad, Carlos Ciurca.

El ministro sostuvo que el traslado obedece a un convenio de intercambio con fines de reproducción y negó irregularidades, pese a las denuncias presentadas ante la justicia.

El senador mendocino Carlos Aguinaga presentó un proyecto para que el titular de Turismo a cargo del área concurra el lunes a una reunión con legisladores y solicitó la creación de una Comisión Especial Investigadora.

La Comisión, según la iniciativa, tiene plazo de 30 días para evaluar evaluar expedientes, piezas administrativas y toda la documentación relacionada con el tratamiento y traslado de los animales dentro y fuera del establecimiento.

"Es importante que el Poder Ejecutivo aclare en forma oficial y urgente la situación en que se encuentran los animales en el Jardín Zoológico de Mendoza. Se deben esclarecer distintos hechos que son de público y notorio conocimiento, y que generan el interés de amplios sectores de nuestra sociedad", advirtió el senador.

Jaque, por su parte, instruyó al secretario de Turismo, Luis Bhöm, para que investigue las irregularidades que denunció la organización no gubernamental Red Animalista Mendoza (RAM), entre ellas la existencia de un basural a cielo donde son arrojados cadáveres de animales, desestimadas por el director del predio.

Böhm confirmó el inicio de un sumario, que estará listo en diez días, y consideró al director del Zoológico, Oscar Ramírez, "una excelente persona que goza de mi confianza, pero si se equivoca tendrá las sanciones correspondientes".

"Las imágenes son impactantes, son fuertes. Pero no hay que prejuzgar. Esto es como el caso Campanini, donde uno ve las imágenes y cree que todos los integrantes de la patrulla son asesinos y no es así. Hay que investigar", sostuvo el funcionario.

Böhm aseguró que tenía conocimiento de la existencia de un basural "de gestiones anteriores", pero que no obstante decidió que se abra una investigación que determine quiénes son los responsables y qué sanciones caben.

El jefe del área veterinaria del Zoológico, Alberto Duarte, dijo que la basura que muestran los videos que tomó la Red Animalística de Mendoza es retirada cada dos o tres días por un camión de la Administración de Parques. "Ahí está todo el material orgánico biodegradable y otros no degradables que van al basural. Los animales en general no son retirados con la basura por el hecho que van a los vaciaderos municipales para evitar problemas", sostuvo.

"Allí son depositados aquellos animales que no generen peligro para el resto de las especies. Si hay enfermedades infecciosas que pueden ser transmitidas a otros animales tienen un tratamiento especial, son embolsados y tratados con cal para evitar que se pueda transformar en un foco de infección para otros animales o los operarios", agregó.

Asimismo, sostuvo que en general "tenemos muy pocos casos de enfermedades infectocontagiosas, de hecho tuvimos algunos problemas de tuberculosis, se hizo la denuncia y se han realizado trabajos conjuntos con la gente de salud humana. Desde ese punto de vista tenemos que quedarnos tranquilos".

Por otra parte, miembros de la ONG que se encontraban presentes en la rueda de prensa manifestaron que "estas declaraciones no nos han dejado muy contentos porque no se habla de cómo mejorar las condiciones y habitáculos de los animales".

"No estamos conformes, seguiremos evaluando presentar las pruebas que tenemos ante la Justicia y radicar una denuncia por maltrato de animales", advirtieron los representantes de la ONG.

Alejandro Prieto, miembro de la Red, sostuvo que "todo esto comenzó el viernes santo con una denuncia puntual de una persona que visitó el zoológico, al ver una hembra de mono que acarreaba un monito muerto, lo dejaba en el piso y lo volvía a levantar".

"El domingo vinimos autoconvocados y a la salida, en el camino que no tiene señalización, vimos mucha basura, decidimos seguir y observamos lo que se conoce. Recurrimos a un escribano ya que la experiencia nos dice que si no certificamos las imágenes después no se pueden usar", subrayó.

Comentá la nota