Jaque ordenó a su gente que done plata para Haití

Obligó a sus ministros, subsecretarios, directores y asesores a depositar en una cuenta bancaria un mínimo de 100 pesos.
La solidaridad con las víctimas del terremoto en Haití llegó a nuestra provincia. Primero, con la creación de una cuenta bancaria para que los mendocinos donen dinero; luego, con el llamado a voluntarios que puedan colaborar con tareas humanitarias. Pero lo menos usual es que Celso Jaque ordenó a los funcionarios de su gobierno que donen un mínimo de 100 pesos.

Luego de la reunión de gabinete de ayer, el gobernador solicitó que sus ministros, subsecretarios, directores y asesores depositen un monto mínimo en la cuenta bancaria creada a tal fin.

A primera hora de ayer, Ricardo Landete, subsecretario de Planificación Sanitaria, anunció que Mendoza se sumaba a la ayuda para Haití por medio de una caja de ahorro especial del Banco Nación (la 628-116343-6) y un mail (mendozaporhaiti@mendoza.gov.ar) para recibir currículum de personas interesadas en brindar su experiencia para ayudar a los afectados.

Landete explicó que un equipo multidisciplinario del Gobierno está evaluando cada una de las propuestas que se presentan para que, finalmente, los Cascos Blancos, en una comisión nacional reconocida por la ONU para operar en situaciones de catástrofe, decidan quién viaja. "Son ellos los que definen qué tipo de ayuda humanitaria podemos enviar, porque cada misión es diferente", comentó Landete.

Además, agregó que si se envía personal que no es necesario, puede causar más trastornos de los que existen en ese momento allí. El funcionario recordó que cuando estuvo de misión solidaria como Médico Sin Fronteras en Mozambique, África, era muy necesaria la organización. "Hay que destacar que recibimos 65 currículum (hasta ayer a la tarde) de personas que quieren ayudar voluntariamente", contó el subsecretario.

No necesariamente se llama a médicos, sino también a otros profesionales, ya que el desastre en Haití es muy grande. El funcionario relató desde su experiencia que los que viajen se encontrarán con enfermedades como fiebre amarilla y diarrea o desnutrición, y también tendrán que estar muy pendientes del desborde social, que las próximas semanas se irá agravando.

Desde el sábado y hasta ayer a la mañana habían recibido 35 mail por la convocatoria y en medio día se duplicó ese número de candidatos. Cascos Blancos confirmó que se harán cargo de los gastos de viáticos y de transporte para aquellos que se trasladen desde el interior del país hacia Buenos Aires, donde partirá un avión Hércules de la Fuerza Aérea nacional.

Además, Landete manifestó que muchas personas se interesaron en donar ayuda material, como ropa, pero aclaró que por el momento no se necesitan estos elementos. "El 90 por ciento son currículum de médicos y otras profesiones, pero finalmente será los Cascos Blancos quienes seleccionarán y realizarán el trabajo logístico", contó el funcionario público.

Pero el perfil de las personas que buscan va cambiando a medida que pasas el tiempo. Por ejemplo, inmediatamente después del terremoto, la situación fue de urgencia y eran imprescindible las unidades de rescate de víctimas. Luego, con el paso del tiempo, el perfil cambia y se necesitan clínicos y pediatras, entre otros médicos. Sin embargo, no se descartan otras profesiones, como ingenieros para reconstruir redes sanitarias, como las de cloacas.

También se ha presentado una ONG de rescatistas que cuenta hasta con un grupo de canes, pero actualmente no es lo que necesitan.

El subsecretario adelantó que el Ejecutivo está conformando una comisión interministerial, tema que se discutió en la reunión de gabinete de ayer.desnutrición. Luego de que todas las naciones se hubieran retirado de Haití después de brindar la ayuda, muchos chicos quedarán desprotegidos. Por eso, Abel Albino, presidente de la Fundación Conin, que lucha contra la desnutrición, anunció que se creará una organización para contener a los niños del lugar. "Nosotros ya estamos por iniciar acciones para ir y quedarnos, porque la situación es muy dramática", relató Albino.

Marta Cabrera es la abogada que está tramitando todo el aspecto legal en ese país, pero Albino afirmó que desde el año pasado habían iniciado acciones y que después del terremoto en Haití se volvieron a comunicar para acelerar los trámites. Cabrera vendrá a Mendoza en febrero para observar cómo trabaja la fundación y terminar los trámites legales.

"La ayuda aparece cuando el problema es agudo, pero después la gente se retira, en general, y vuelven los conflictos del país. La idea es instalarnos para luego fundar sedes", contó el presidente de Conin.

Finalmente, señaló que en las crisis, las personas mayores y las más pequeñas son las que más sufren. "Es una regla sin excepción que la desnutrición afecte a los menores de seis años que no tienen los medios o la educación suficiente para poner en funcionamiento", concluyó.

Comentá la nota