Jaque logró apoyo municipal para su proyecto de viviendas

La semana entrante podría conseguir la aprobación legislativa para construir 7.700 casas. Los intendentes pidieron que se oriente exclusivamente a la clase media.
El gobernador Celso Jaque consiguió acordar ayer con los intendentes (de todos los colores políticos) el aval a su segundo proyecto de construcción de 2.000 viviendas en lo inmediato y 5.700 más en el mediano plazo, mediante la formación de un fideicomiso con fondos del Banco Nación.

Además, el miércoles en Buenos Aires terminó de cerrar los apoyos de otros gobernadores (quince según la Casa de Gobierno) para que se modifique la Ley de Responsabilidad Fiscal en el Parlamento y sea posible gambetear contablemente la crisis.

En tercer término, logró que el plenario de la Suprema Corte fallara a favor del Estado en un complicado juicio por antigüedad que le pudo haber costado 200 millones de pesos (ver aparte) a una Provincia a punto de cerrar el año con un rojo de 300 millones.

Por lo tanto la semana entrante el máximo conductor de un gobierno extremadamente necesitado de "éxitos palpables" podrá conseguir "en simultáneo" la aprobación en la Legislatura mendocina -vía intendentes- de su plan de viviendas y en el Congreso Nacional -vía gobernadores y el aval del Gobierno nacional- la modificación de la Ley Fiscal para flexibilizar los límites que impone al traspaso de partidas de capital a gastos corrientes así como al endeudamiento de los estados provinciales para pagar sueldos y demás erogaciones que no revisten como inversiones.

Plan de vivienda

El mandatario mendocino encabezó ayer en la Casa de Gobierno, un encuentro del que participaron su vice Cristian Racconto, los ministros de Gobierno, Mario Adaro; de Hacienda, Adrián Cerroni, y de Infraestructura, Francisco Pérez, y catorce de los dieciocho intendentes de la provincia. Sólo faltaron los jefes comunales de San Rafael, Malargüe, General Alvear y Santa Rosa, aunque enviaron funcionarios de sus comunas.

"La mayoría hemos coincidido en que el programa presentado por el Gobernador con la conformación del fideicomiso es una propuesta viable que dará solución a 7.700 familias de clase media de la provincia", destacó el intendente radical de Tunuyán, Eduardo Giner.

"Hay que poner rápidamente en funcionamiento el mecanismo, crear un fideicomiso y armar una ingeniería financiera bastante compleja por lo que la respuesta tiene que ser de inmediato", enfatizó el intendente radical de Capital, Víctor Fayad, como para no dejar dudas de su apoyo.

"Hemos generado (entre gobierno e intendentes) un ámbito de reflexión sobre la iniciativa del Gobierno para poder tratarla en la Legislatura la semana que viene", confirmó el vicegobernador Cristian Racconto.

También dio señales de acompañamiento al plan oficial el más crítico de los intendentes cobistas, el godoicruceño Alfredo Cornejo, quien no se privó de reclamar "la eficientización del gasto en la Provincia, más allá del juego contable de cambiar la Ley de Responsabilidad Fiscal".

Pero el Gobierno provincial no sólo consiguió el aval de los intendentes para su segundo proyecto de construcción de viviendas, que ayer se acordó direccionar a la clase media, sino que también logró que algunos jefes comunales opositores -como Giner- aceptaran proponer cambios al proyecto alternativo que presentó el diputado cobista Guillermo Amstutz, con el aval de todos los legisladores del Frente Cívico Federal, a fin de redireccionarlo hacia los sectores más carenciados.

Precisamente las críticas de la oposición cobista y su negativa a aprobar el primer proyecto de viviendas que envió Jaque a la Legislatura hace algunas semanas, dispararon el lunes pasado anuncios paralelos de los dos bandos. Por un lado, el Frente Cívico presentó su proyecto, al que consideró más viable por no implicar un endeudamiento provincial. Y por el otro, al ver imposible la aprobación legislativa de su iniciativa, el Gobierno la reformuló.

Pero ayer también hubo reclamos municipales. En dos semanas los intendentes se volverán a reunir con el gobernador. en Junín. para analizar un programa de atención a la emergencia habitacional. "Queremos que se descentralicen fondos en los municipios para que, por el mecanismo que sea, le podamos dar respuesta a los vecinos", coincidieron el intendente demócrata de San Carlos, Jorge Difonso, y su par de Tunuyán.

En lo financiero, se acordó que entre el próximo lunes y el jueves los titulares de Hacienda de cada comuna concurran a la Casa de Gobierno para definir las necesidades de financiamiento hasta fin de año.

Comentá la nota