Jaque lleva a Alvear mil nuevos puestos de trabajo

Jaque lleva a Alvear mil nuevos puestos de trabajo
El Gobernador visitará las zonas dañadas por el granizo y espera descomprimir la protesta. Pero crece el malestar de los estatales.
El Gobierno provincial exhibirá hoy claramente que este año va a priorizar la sustentación del empleo privado por sobre la recomposición del salario público. En su visita a General Alvear, el gobernador Celso Jaque anunciará esta mañana el otorgamiento de subsidios y aportes para sostener un millar de puestos de trabajo en el departamento sureño castigado por el granizo de diciembre, mientras se tomará un tiempo más a la espera de indicadores claros que le permitan elaborar su primera propuesta salarial en el marco de la paritaria docente.

Como consecuencia de ello, el Gobierno consigue descomprimir parte del frente con los productores (que ayer en Alvear desestimaron hacer manifestaciones de reclamo para recibir al Gobernador) al tiempo que enfrenta complicaciones en el frente de los estatales.

Los fondos para sostener puestos de trabajo en General Alvear provendrán de programas de empleo de la Nación y están destinados no sólo a operarios sino también a contratistas y productores. Se estima que en los próximos días, el Gobierno provincial formulará nuevos anuncios en materia de preservación del trabajo en la actividad privada mendocina. En la Casa de Gobierno se prevé destinar 45 millones de pesos de créditos fiscales a la promoción de la actividad económica (el 1,5% de los recursos corrientes de origen provincial) y 40 millones de pesos de la Nación para el programa de sostenimiento del empleo en Mendoza.

En tanto, en Buenos Aires, -y con la presencia de dirigentes del SUTE Mendoza- hoy se llevará a cabo el plenario de secretarios generales de Ctera, la entidad gremial de segundo grado que agrupa los sindicatos docentes de base de todo el país. Se comenzará a definir una postura frente a la paritaria nacional que -se estima- establecerá antes del viernes algún tipo de marco general para las discusiones salariales por provincia.

Los gremios docentes de Jujuy, Catamarca y San Luis ya han dispuesto medidas de fuerza durante el inicio del ciclo lectivo y en otras quince provincias (incluida Mendoza) se pondrán a consideración planes de lucha. En la Dirección General de Escuelas de nuestra provincia, se reitera que -al igual que el año pasado- “día que no se trabaje, día que no se pagará”.

En Mendoza las dos líneas que integran la conducción del SUTE y encabezan Eduardo Franchino y Cristina Rasso, manifestaron su malestar por las demoras en los avances de la Comisión Salarial -conformada por representantes del Gobierno provincial y del gremio de educadores- encargada de discutir alternativas de reestructuraciones salariales y de llevar a cabo las simulaciones previas que permitan viabilizar las discusiones paritarias.

Tras la postergación de la reunión prevista para el martes, el SUTE envió una carta documento a los tribunales laborales denunciando al Gobierno “por el incumplimiento de lo firmado en paritarias” a fines del año pasado (tres reuniones de la comisión salarial antes de la discusión paritaria), con copia a la Subsecretaría de Trabajo, al tiempo que prepara la convocatoria a un plenario general de delegados para la semana entrante.

Al mismo tiempo, el SUTE también envió una carta a la directora general de Escuelas, Iris Lima, en la que le cuestiona que “toma como parámetro la educación privada a pesar de que está rodeada de funcionarios que participaron de las políticas de los 90 que destruyeron la escuela pública”, al tiempo que fustiga su “alarmante tranquilidad, desconocimiento y falta de responsabilidad”.

Se espera que el Gobierno provincial defina sus propuestas salariales sólo a partir de indicadores ciertos sobre la marcha de la recaudación y se descuenta que propiciará entendimientos temporarios con los gremios (dos o tres a lo largo del año), que permitan ajustar su política salarial al impacto de la situación económica sobre los números públicos.

No es seguro que se alcance un entendimiento antes del comienzo del ciclo lectivo, el próximo 2 de marzo. En el caso de los docentes, todo indica que los ofrecimientos del Gobierno provincial tenderán a priorizar a los docentes primarios sobre los profesores secundarios, y -dentro de los primeros- a beneficiar los puestos jerárquicos (supervisores, directores y cargos de responsabilidad) por sobre los cargos iniciales, con vistas a quebrar el actual achatamiento de la pirámide salarial.

“Tenemos voluntad de mejorar esa estructura pero, obviamente, la posibilidad presupuestaria a partir de esta situación de crisis internacional y nacional hace que sigamos evaluando de qué modo se va a ir dando”, dijo el ministro de Gobierno, Mario Adaro. “Vamos a tener que ser imaginativos con los mecanismos a utilizar para poder hacer frente a algún incremento salarial, en caso que se concrete”, agrega el ministro de Hacienda, Adrián Cerroni.

“La representación de la Dirección General de Escuelas pidió postergar la reunión con el SUTE debido a la complejidad del impacto presupuestario que tiene un aumento salarial lo que hace necesario un mayor plazo para la discusión de la cuestión”, afirmó el subsecretario de Trabajo, Jorge Gabutti

Comentá la nota