Jaque intimó a Ketsal, la petrolera de Vila-Manzano

La empresa tiene hasta el 5 de enero para entregar el software que exigen los pliegos. Si no, podría perder la concesión de dos áreas.
El plazo vence el próximo martes 5 de enero, un día antes de Reyes. Hasta ese día la unión transitoria de empresas petroleras Ketsal-Kilwer, integrante del Grupo Vila Manzano, deberá entregar el software exigido por una de las condiciones tecnológicas de la concesión para "interpretar y visualizar correctamente datos sísmicos".

Así lo dispone la resolución 1388 firmada por el ministro de Infraestructura, Francisco Pérez, que establece un plazo de 15 días corridos (nueve hábiles, por los feriados de las Fiestas), para cumplir "bajo apercibimiento de declarar la caducidad de las concesiones del Área Ñacuñán y Zampal Norte".

La disposición, fue tomada por el gobierno de Jaque 19 días después de que el secretario general de la gobernación, Alejandro Cazabán, acusara al Grupo Vila Manzano en plena Cámara de Diputados de pretender "extorsionar" al Gobierno.

La intimación llega también dos semanas después de que la eléctrica Edemsa pagara $ 12 millones adeudados en concepto de canon al Fondo Compensador de Tarifas y en momentos en los que Jaque se dispone a extender el plazo de intervención en Obras Sanitarias Mendoza.

Tanto Edemsa como Obras Sanitarias forman parte de las inversiones de Vila-Manzano, e integran un grupo heterogéneo de empresas de los más diversos rubros que se extiende -según observadores económicos locales- por más de medio centenar de firmas de distintos tamaños y actividades.

En la Casa de Gobierno se ratifica una y otra vez que "no tiene retorno" la relación con este grupo empresario al que se acusa lisa y llanamente de "querer quedarse con Mendoza" mediante "una metodología de chicanas y aprietes" que "hacía peligrar la integridad institucional de la provincia". Y se intenta desvirtuar una y otra vez las versiones que hablan de "una pelea entre socios que terminará en una reconciliación y en un nuevo acuerdo".

La petrolera del Grupo Vila-Manzano había propuesto utilizar un software (Kingdom) de valor y calidad inferior al exigido (Landmark), según el informe presentado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Cuyo.

"Si bien cumplen con la función de interpretar y visualizar datos sísmicos 2D y 3D, no sería exactamente de la misma calidad, ni cumpliría con las mismas funciones que las solicitadas en el pliego licitatorio", dice oficialmente el documento.

"Proponían un soft de unos $ 50.000 en lugar de alguno de los mejores que cuestan de $ 100.000 a $ 150.000", aseguraron en el Gobierno provincial.

En tanto, el subsecretario de Hidrocarburos, Walter Vázquez, confirmó que Ketsal-Kilwer, "está ofreciendo cancelar los $ 11 millones que adeuda por Impuesto a los Sellos en un plan de pagos de los pre-establecidos por la Dirección General de Rentas".

Comentá la nota