Jaque intentará exportar la producción mendocina desde el avión de Cristina

Deberá quebrar una caída continua de trece años en los volúmenes exportables para sostener el empleo local.
El gobernador Celso Jaque se subirá al avión presidencial al menos en dos de los seis viajes al exterior que encabezará Cristina Fernández durante los próximos seis meses, aunque todavía no se sabe si será hacia Cuba, Venezuela, India, España, Portugal o Corea.

Se descuenta que en la casi totalidad de estos vuelos habrá presencia empresaria mendocina. Cuando no pueda estar personalmente, el Gobernador le transferirá su pasaje a su vice, Cristian Racconto, o algún funcionario del Ministerio de la Producción que encabeza Guillermo Migliozzi.

La Habana, Caracas, Nueva Delhi, Madrid, Lisboa y Seúl son los destinos de las misiones comerciales que encabezará la Presidenta durante los próximos dos meses, a partir del próximo sábado. Aunque no existe confirmación oficial es muy probable que Jaque esté presente en los viajes a India y Corea por la importancia estratégica que el Gobernador asigna a los países asiáticos.

"Todos los estudios dicen que en 2030 la economía mundial la manejará el eje de China e India. Hay que prepararse para crecer en esos mercados y lo que estamos definiendo en este momento es la puerta de entrada más conveniente", dijo a Los Andes.

Empresarios mendocinos vinculados a la FEM (Federación Económica de Mendoza) ya están ultimando detalles para sumarse a una misión comercial argentina a Dubai, de partida inminente. Por afuera de las giras presidenciales, Jaque conserva la posibilidad de estar presente nuevamente este año en Gran Bretaña (por la London Wine), de visitar Alemania (por la Feria de Alimentos de Berlín) o de repetir Rusia, México, Chile y Estados Unidos, sus destinos del año pasado.

Es que la posibilidad de sostener el nivel de empleo en Mendoza depende en forma directa de que se mantengan o aumenten los niveles de exportación y de consumo interno, tarea nada fácil porque habrá que venderle a un mundo que se achica y a una Argentina que crece más despacio (ver página 8).

Si Mendoza no vende lo que produce, se caerá la producción y por lo tanto peligrará el empleo y empezarán a tambalear los planes oficiales preventivos elaborados a lo largo de los últimos dos meses, con los que el Gobierno aspira a superar la crisis 2009.

Alistando valijas

Es mucho lo que está en juego y la Casa de Gobierno ya tiene decidido enfrentar los cuestionamientos de quienes consideran que todo alejamiento de Mendoza por parte de un gobernador equivale a "desentenderse" de su tarea. Para Jaque "el gobernador tiene que ser quien ayude a abrir las puertas en los viajes al exterior.

Ninguna sociedad logra ganar mercados internacionales si deja librada esa tarea sólo al sector empresario, porque -en estos casos- el único que ingresa es el empresario que ya está internacionalizado o el grande. Y el pequeño y mediano se queda afuera porque no sabe abrir las puertas y no tiene quién lo acompañe".

Y agrega: "Estamos pensando en el Sudeste asiático", aunque no ofrece todavía mayores precisiones porque "no se puede tomar decisiones con demasiada anticipación. Hay que irlo haciendo en función de las condiciones que genera la turbulencia mundial ya que lo que aparece en un momento como positivo puede transformarse en negativo ante cualquier cambio en las reglas de juego interno de los países".

Los cálculos previos dicen que Mendoza crecerá este año entre la cuarta parte y la mitad de lo que creció en 2008 a raíz del golpe que recibirá por la crisis mundial que se desencadenó por los desequilibrios históricos fiscal y comercial de Estados Unidos.

"Hemos firmado un convenio con el Consejo Federal de Inversiones, junto a San Juan y a La Rioja, para acompañar al pequeño empresario y ganar mercados", agrega el gobernador mendocino. El acuerdo destina dos millones de pesos del CFI para promover la producción mendocina en el exterior.

A esto se sumó el envío a la Legislatura de un proyecto de ley sobre atracción de inversiones con el que el Ejecutivo busca empalmar, a nivel provincial, el blanqueo de capitales aprobado por el Congreso nacional. Esta iniciativa de 47 artículos intenta generar condiciones especiales que promuevan la radicación de inversiones en la provincia, otorgando estabilidad fiscal por diez años y ofreciendo créditos fiscales aplicables a contribuciones patronales e impuestos provinciales a cambio de incorporaciones de personal o sostenimiento de empleo en los sectores tecnológico, de call center, web hosting y de nuevos emprendimientos productivos en actividades industriales, turísticas y agropecuarias.

El proyecto llegó la semana pasada a la Legislatura provincial como respuesta a un pedido expreso de los legisladores de todas las bancadas lo que hace altamente probable su aprobación en ambas cámaras. Pero la Legislatura promete no aprobar nada a libro cerrado.

Es más, otra de las herramientas presentadas como "anticrisis" por el Ejecutivo, la iniciativa sobre licitaciones "abreviadas" para la obra pública durante este año, ya tiene un rechazo anticipado de la oposición cuando todavía faltan tres días para el inicio de su tratamiento en Diputados.

Comentá la nota