Jaque inauguró obras en el hospital El Carmen

La ampliación y refuncionalización del nosocomio estaban muy atrasadas. Ahora, están contempladas en un programa que prevé la inversión de 11 millones de pesos. El mandatario provincial fue insultado por una jubilada.
El gobernador de la provincia, Celso Jaque, junto al director del hospital El Carmen, doctor Enrique Simone, dejó inauguradas obras en el nosocomio que están contempladas en un plan de 11 millones de pesos.

El gobernador dijo a Radio de Cuyo que “estamos incorporando última tecnología en el marco de un programa de mejora constante para brindar más y mejores servicios”.

Por otro lado, el director del hospital explicó que “hemos logrado concretar una obra de remodelación y refuncionalización del hospital. Consiste en un nuevo pabellón con 40 camas destinado a un servicio de internación y se prevé la inauguración, en mayo o junio, de dos quirófanos para el servicio de guardia de adultos. Así es que allí los pacientes realizarán el post operatorio de las cirugías realizadas en el lugar”.

Adelantó que habrá también un pabellón nuevo de internación quirúrgica, se construirán más quirófanos nuevos y, probablemente, habrá un redireccionamiento de Terapia Intensiva y Unidad Coronaria. En Mendoza hay un déficit de camas crítico en lo que hace a la demanda de los pacientes, fundamentalmente en lo que a nosotros nos atañe que es la respuesta que debemos darle a los afiliados de la OSEP”.

INSULTOS

Una mujer jubilada increpó duramente al gobernador Celso Jaque cuando recorría las obras que terminaba de inaugurar en el hospital El Carmen.

A los gritos le reclamó que le devolvieran “lo que me han robado” refiriéndose al 82% móvil que los pasivos mendocinos no cobraron en enero porque se firmó tarde el acuerdo respectivo entre la Nación y la Provincia que asegurará el financiamiento para tal ítem. Por esta demora los pasivos dejaron de cobrar entre 500 y 600 pesos que la mayoría de ellos utiliza para comprar medicamentos.

Jaque trató de calmarla y entrar en diálogo con la mujer pero no tuvo suerte. Reclamó por lo suyo, gritó que ya le robaron nueve veces y, cuando el gobernador se retiraba de su lado, lo calificó con insultos irreproducibles.

Comentá la nota