Jaque habla del bono con calificadoras y agentes mundiales

En los últimos días se sucedieron los contactos del ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, y del subsecretario de Financiamiento, Pablo Frigolé, con representantes de las calificadoras Standard & Poors y Moodys y directivos de al menos tres agentes colocadores internacionales.
Entre estos últimos se encuentran los bancos Santander, Suisse, Boston (que colocaron juntos el ex Bono Aconcagua de Arturo Lafalla) y el New York Bank, el agente colocador del Bono Mendoza 18 de Julio Cobos y a la vez comprador de la fallida JPMorgan, emisora de este bono.

En una segunda línea de contacto se encuentran otros agentes colocadores que conversan con otras provincias, entre los cuales se encuentran Goldman Sachs, Deutsche Bank o Bank of América. Este último absorbió a Merry Lynch, la responsable del proceso de privatización del Banco de Mendoza en los noventa.

Trascendió que desde los agentes colocadores partió una propuesta de afectación específica de las regalías de la provincia para hacer "más atractivo" el título y facilitar su colocación internacional. Y también se pudo saber que esta propuesta fue rechazada de plano por el gobernador Jaque.

Una afectación de este tipo permitiría un cobro automático a los tenedores del bono porque las empresas petroleras liquidarían sus regalías en un fideicomiso y no en las cuentas de la Provincia.

Por lo tanto, el Estado provincial recibiría fondos del fideicomiso sólo después del pago a los tenedores. "Esto lo rechazamos en el Ejecutivo y algo así no pasaría el filtro de la Legislatura porque sería visto como una transferencia de soberanía", afirman en la Casa de Gobierno.

Otros bonos

El esquema del pago de un bono a través de las regalías ya se aplicó con el que emitió la hoy desaparecida Lehman Brothers, en la época de Rodolfo Gabrielli, y que se terminó de pagar en 2002.

En cambio, los bonos Aconcagua de Lafalla y Mendoza 18 de Cobos fueron emitidos sin garantía. En la actualidad, el posible bono de Jaque podría contemplar a la coparticipación como garantía.

El gobierno de Jaque viene negociando desde hace un tiempo con calificadoras y colocadoras internacionales, la emisión y puesta en el mercado de un bono cuyo monto final podría oscilar entre 100 y 130 millones de dólares.

Tres patas

El Gobernador no ha definido aún la emisión de este bono, pero contempla que el monto final va a depender de una salida mixta con tres patas que contempla también un préstamo bancario (seguramente del Banco Nación) y la posible emisión de una Letra.

Esta última es un instrumento de financiamiento similar a un bono pero colocable a menor plazo, por un monto menor y en el ámbito nacional, donde la Anses, el Banco Central y el Nación podrían ser los más fuertes tomadores.

En el curso de esta semana continuarán las negociaciones entre el Ejecutivo y los agentes internacionales. Los representantes de la Provincia tienen instrucciones de "no definir el tema hasta que se acuerde un costo aceptable y haya entendimiento sobre el tema de la garantía".

La necesidad de financiamiento de la Provincia y de los municipios alcanza los 550 millones de pesos para terminar el año y desde las comunas se sigue con expectativa este tema. La mayoría de los intendentes espera que una parte de los ingresos que puedan generar el bono, un préstamo, una Letra o los tres juntos, sea destinada a las comunas.

Se trata de unos 90 a 100 millones de pesos sobre los cuales ya existe la pretensión municipal de que sean otorgados en calidad de "fondos no reembolsables".

Aunque Jaque ha adelantado que "se contemplará la situación de los municipios" y el ministro Cerroni ha mantenido reuniones con los secretarios de Hacienda de los municipios, el mandatario rechaza una entrega total a las comunas a fondo perdido. En la actualidad, se negocia que una parte sea reintegrable y la otra no.

"Yo me voy a limitar a tomar la parte no reintegrable y voy a rechazar la otra. No quiero endeudar a mi comuna", dijo a Los Andes un intendente del Gran Mendoza.

Comentá la nota