Jaque estudia aumentar las asignaciones familiares

Las equipararía con las de la Nación. Es un reclamo de los gremios, que ya piensan en las subas salariales para 2010.
"Vamos a analizar la factibilidad en los próximos días. Tenemos que evaluar bien el costo. Desde ya, para reconocer esta suba habrá que sacar de algún otro lado", dijo el gobernador Celso Jaque el viernes pasado en Santiago de Chile, momentos antes de subirse al avión que lo trasladó a Francia.

Admitió así la posibilidad de que la Provincia equipare las asignaciones familiares a las de la Nación. Y aunque no dio fechas de aplicación efectiva, se mostró dispuesto a "tachar" otros gastos o a mover partidas para encarar la suba.

Si bien la Legislatura se apresta para una encendida discusión del proyecto de endeudamiento provincial por 520 millones de pesos -destinado a cubrir el déficit 2009- la suba de las asignaciones familiares es uno de reclamos del poderoso SUTE, con el que el Gobierno intenta mantener los entendimientos alcanzados, y es visto con buenos ojos en otros seis gremios estatales. En este sector se ha comenzado a evidenciar un creciente estado de efervescencia.

La suba de las asignaciones familiares significaría elevar de 100 a 180 pesos por hijo menor, e implicaría para el Estado provincial un costo adicional de 5,5 millones de pesos mensuales, lo que trasladaría una carga de 66 millones de pesos al Presupuesto 2010.

"Siempre la Provincia pagó por debajo de la Nación (sus asignaciones familiares", enfatizó el Gobernador.

Nuevas protestas

Ayer, la asamblea de delegados de ATE dispuso para este viernes una jornada de protesta -similar a la del viernes pasado- y una asamblea en el Hospital Central que amenaza con derivar en nuevos cortes de rutas. ATE reclama que se comience a discutir el blanqueo salarial de los 230 pesos acordados "en negro" a mediados de año, la definición de un convenio colectivo en la Empresa de Transporte y el pase a planta permanente de los contratados.

En tanto en Ampros (profesionales médicos) se sigue reclamando por "los incumplimientos" al convenio colectivo del sector y, esta mañana, habrá una asamblea de delegados que establecerá el cronograma de un plan de acción gremial.

Los docentes del SUTE, a pesar de haber sido los únicos con aumento salarial blanqueado totalmente durante este año, vaticinan un fin de año "conflictivo". Reclaman abiertamente una suba en las asignaciones familiares y esperan que a nivel nacional se defina el nuevo sueldo docente en base a un porcentaje más que a un monto, y que se aplique en Mendoza "desde el primero de enero" en lugar de marzo.

Por su parte la Federación de Gremios Municipales espera una reunión con los intendentes para "mediados de mes" a fin de avanzar "en el blanqueo de los aumentos y en la suba de las asignaciones familiares".

En Sitea, en tanto, se rechaza el "virtual congelamiento salarial", se pide "el blanqueo de los últimos aumentos"a partir de octubre pasado y se busca dar continuidad a los planes de lucha ya iniciados por el pago de la antigüedad adeudada.

En tanto, en ATSA (Sanidad) y Judiciales, la cosa parece más tranquila. Ambos gremios consiguieron a mediados de año subas salariales con blanqueos parciales: Sanidad para aquellos en condiciones de jubilarse y los Judiciales en el ítem Necesidad Extraordinaria de Servicios.

En Tribunales está prevista una reunión para el 10 a la que el gremio asistirá con una propuesta de pauta salarial inicial 2010 del 80% de la canasta total de consumo. Y en Sanidad esperan una reunión con el Gobierno "en los próximos días" para avanzar en la pauta salarial del año entrante.

Comentá la nota