Jaque entró al Olimpo de los K

Fue el único orador durante el acto de lanzamiento del plan

para construir casas en siete provincias. Tuvo barra justicialista.

El gobernador Celso Jaque tuvo su día de gloria. Fue el único mandatario que habló ayer durante el acto de lanzamiento del Plan Plurianual de Viviendas,

que presidió la presidenta Cristina Kirchner.

Suspender sus vacaciones en Pinamar tuvo premio: el mandatario se sentó cerca de la presidenta, y fue el elegido para hablar en representación de los

gobernadores cuyas provincias se beneficiarán con fondos de la Anses para construir casas durante los próximos tres años. De riguroso traje oscuro, Jaque habló antes que la mandataria, frente a un auditorio en el que abundaban los mendocinos. Estaban presentes legisladores provinciales y nacionales, intendentes –tanto justicialistas como demócratas y representantes de las comunas radicales–, empresarios y gremialistas.

Seguramente entusiasmado por la barra justicialista que lo acompañó hasta la Quinta Presidencial, Jaque tomó el micrófono y dijo que el plan de viviendas beneficiará a todos los mendocinos. La presidenta lo miró de reojo y aclaró que en realidad ayudaría a todos los argentinos, lo que provocó la sonrisa de los presentes.

El protagonismo de Jaque en el acto no se vio reflejado en los canales de noticias, ya que sólo mostraron a la presidenta, quien, en su discurso, manifestó haberse sorprendido cuando el gobernador de San Juan, José Luis

Gioja, le explicó que los planes de vivienda nacionales ayudaron a erradicar villas que se formaron luego del terremoto del 44. Este comentario hizo pensar a muchos espectadores que quien habló en el acto fue Gioja, cuando

en realidad el sanjuanino se reunió con la presidenta antes de comenzar la conferencia, y el encargado de decir unas palabras fue Jaque.

a sala llena. El acto en Olivos comenzó poco después de las 17 y, además de Jaque y Gioja, estuvieron presentes los gobernadores de La Rioja, Luis Beder Herrera; de Neuquén, Jorge Sapag; de Río Negro, Miguel Saiz; de Santa Cruz,

Daniel Peralta; y de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos.

Los mandatarios se ubicaron en el centro de la escena, ya que sus provincias se beneficiarán en los próximos tres años con la construcción 27.800 casas,

con una inversión que supera los 2.900 millones de pesos. De ese total, a Mendoza le tocarán 462 millones de pesos para construir 5.500 casas.

Las provincias deberán devolver el dinero –que sale del fondo de la Anses– en 20 años y a una tasa de 9 por ciento anual. Si no cumplen con las cuotas, se

les descontarán del dinero que les llega a través del Fondo Nacional de Viviendas (Fonavi).

Jaque, quien llegó flanqueado por sus ministro de Infraestructura, Francisco Pérez, y de Gobierno, Mario Adaro, habló en nombre de los gobernadores. El mandatario destacó que el plan de viviendas es generador de mano de obra, un aspecto fundamental –señaló– en épocas de crisis.

El gobernador también destacó la gran cantidad de personas que se beneficiarán al poder lograr su vivienda, ya que existe un importante déficit en algunas provincias, incluida Mendoza, donde se calcula que este llega a

30.000 casas.

Luego habló la presidenta, quien también destacó que la construcción es uno de los sectores que genera una gran movilidad económica, por todos los puestos que da el sector.

La mandataria señaló que desde el 2003 el sistema de construcción de viviendas se federalizó. Y destacó que si bien el dinero lo desembolsa la Nación, los procesos de licitación, adjudicación y construcción son llevados

adelante por las provincias y los municipios.

La presidenta destacó que esta federalización de los recursos y de los mecanismo legales que pone en marcha la construcción, también beneficia a las pequeñas y medianas empresas de esas provincias, ya que se fortalecen y generan empleo con esta gran cantidad de construcciones.

Cuando concluyó el acto, Cristina Kirchner saludó uno por uno a los gobernadores y también a muchos de los legisladores y empresarios mendocinos.

de todos los colores. Además de los justicialistas que participaron en el acto, también asistieron políticos mendocinos de otro color político, todos invitados por la Gobernación a estar presentes durante los anuncios.

Al acto asistieron los intendentes demócratas de Luján de Cuyo, Omar Parisi, y de San Carlos, Jorge Difonso, así como funcionarios de segunda línea de las

comunas radicales.

Parisi explicó que fue invitado por la Gobernación al acto y aclaró que en estos casos es necesario dejar de lado cualquier mezquindad política, sobre todo cuando se logran fondos para viviendas.

El jefe comunal comentó que seguramente continuarán con el mismo sistema para la construcción de viviendas que se lleva adelante desde hace años, es decir, a través de cooperativas.

Parisi comentó que el Gobierno no les puso un cupo por departamento y recalcó que el déficit habitacional de Luján de Cuyo es de unas 5.000 casas.

Junto a Parisi y Difonso estuvieron los intendentes justicialistas, salvo el maipucino Adolfo Bermejo, y el lasherino Rubén Miranda, quienes enviaron a uno de sus funcionarios, ya que están de vacaciones.

Los caciques del PJ acompañaron a Jaque, que ayer tuvo un día de gloria al recibir el espaldarazo de la presidenta, lo que no es poco, sobre todo en un año de elecciones.

Comentá la nota