Jaque entregó un yacimiento petrolero a una empresa que le debe al Estado 30 millones

El Gobierno concedió un área petrolera ubicada en Malargüe. La empresa es Petro Andina y mucho antes de la concesión ya había empezado a extraer crudo del lugar, y no pagó correctamente las regalías.
Una empresa petrolera que explota un yacimiento ubicado entre el departamento de Malargüe y la provincia de La Pampa logró la concesión sin que aún quede claro si pagó una deuda con el Estado mendocino que asciende a 30 millones de pesos.

La situación se conoció como una consecuencia del desplazamiento de Silvia Benítez del cargo de subdirectora de Regalías, ya que esta funcionaria advirtió y señaló que el Gobierno intentó un acuerdo con la empresa para compensar esas diferencias pero que violaba la ley de licitaciones públicas, y que luego por esa advertencia, fue dejado de lado.

El problema es que en diciembre pasado Celso Jaque oficializó esa concesión sin mencionar de qué manera la empresa iba a abonarle a la Provincia ese desfasaje por ganancias petroleras. Así lo evidencia el decreto 3214 publicado el 11 de diciembre de 2008, que concedió la explotación del área por el término de 25 años a partir del 16 de julio de 2008.

Desde el Sindicato de Trabajadores Autoconvocados del Estado (Sitea) tomaron nota de este caso para argumentar en contra del Gobierno y su supuesta ineficiencia para cobrarle a los grandes aportantes.

O lo que es peor, señalan los gremialistas, con esto se aumenta la sospecha de que a la hora de cumplir con las obligaciones fiscales los que más deben hacerlo -por poder económico y porque sacan grandes ganancias de la explotación de recursos no renovables, como es el petróleo-, son beneficiados por arreglos nunca del todo aclarados y motorizados por el mismo administrador del Estado.

La historia de Petro Andina en Malargüe

El asunto es que Petro Andina Resource –una compañía sustentada por capitales canadienses-, tiene el 50 por ciento de la exploración de este yacimiento en territorio mendocino, y otro 50 por ciento lo explota YPF.

El área petrolera en cuestión está identificada como CNQ-7A. El 14 de marzo de 2006 la petrolera declaró ante la Secretaría de Energía de la Nación la comercialización del lote “Jagüel Casa de Piedra” por lo que pidió la concesión de explotación sobre ese terreno.

Esa decisión quedó en manos del entonces Jefe de Gabinete Alberto Fernández. Una semana después YPF adhirió a la solicitud de Petro Andina.

Los dictámenes de los organismos nacionales fueron favorables a las presentaciones de las firmas petroleras, pero cuando esta postetad pasó a la Provincia finalmente fue Celso Jaque quien a través del mencionado decreto, otorgó el derecho para explotar la zona. Aunque, como se ha dicho, en el texto no se hace reserva de la deuda de la compañía en concepto de regalías mal liquidadas.

El reclamo de los 30 millones que no fue escuchado

A Benítez ya la reemplazaron en la repartición por otro contador afín a la conducción jaquista llamado Rodolfo Quiroga, pero antes de irse recordó, a pedido del sector gremial, qué había pasado con el caso Petro Andina.

Benítez fue desplazada por ser demasiado "celosa" en su función como fiscalizadora de la producción petrolera y los recaudos estatales de esa actividad. De hecho también denunció la creación de cuentas paralelas oficiales donde fueron a dar dineros de las petroleras por 3 millones de pesos.

En el caso de Petro Andina se expresó a través del expediente 27-S-2007-01138 donde reclamó la diferencias en la liquidación de regalías de empresa.

El reclamo de la diferencia de alícuota correspondía a que la petrolera pague el 15 por ciento hasta el otorgamiento de la concesión de explotación, ya que en realidad pagó el 12 por ciento como lo hacen las concecionarias de las explotaciones.

“Además de efectuar deducciones no autorizadas por la ley en la liquidación de regalías, y realizar ajustes de precio negativos no justificados lo que a la fecha a hace un monto aproximadamente 30 millones de pesos”, remarca un informe de Sitea.

[Pérez y Cerroni I]

El expediente se encuentra desde el 25 de agosto del 2008 en la Asesoría Letrada del Ministerio de Hacienda que conduce Adrián Cerroni, después de haber recalado durante meses en la Subsecretaria de Hidrocarburos del Ministerio de Infraestructura, a cargo de Francisco Pérez (ambos funcionarios a la derecha).

En Hidrocarburos se quedó con ese expediente Osvaldo Musso (quien renunció cuando se conoció que había falseado el título de ingeniero).

Justamente fue el titular de Hacienda quien dio la versión gubernamental. "Es cierto que hay un a deuda y que es entre 15 a 20 millones de pesos, la empresa lo ha reconocido y va a pagar, se está terminando un acuerdo que lo están haciendo Walter Vázquez (subsecretario de Hidrocarburos) y Héctor Vega (jefe de gabinete de Hacienda)", señaló el ministro de las finanzas de Jaque.

Ahora bien, el área aparece en el decreto de Jaque como explotada por Petro Andina e YPF en partes iguales, los registros de la Subdirección de Regalías señalan que este lote ha sido explorado y actualmente explotada por "la unión transitoria de empresas formada entre Petroandina Resources Ltd. (70%) e YPF SA (30%)".

Y allí se observan las diferencias, YPF ha liquidado las regalías correspondientes en forma correcta, es decir aplicando la alícuota del 15 por ciento y sin deducciones ya que extrajo crudo sin la concesión de explotación.

Los técnicos especializados en regalías petrolíferas analizaron el decreto a pedido de MDZ donde de acuerdo a ese estudio puntualizaron que “no surge referencia ni reserva alguna sobre la deuda determinada y detallada precedentemente”.

Además, "no se hace reserva por las diferencias de precio que surgen por mal considerar los derechos de retención a la exportación, previstos conforme a la ley nacional 25561 y que deben reclamarse según lo establece el decreto provincial Nº 435 de 2007".

Y por otro lado "no se exige que deben regularizar las deudas que registran conforme lo establece la ley provincial 7526".

La Pampa, otra provincia, otro trato

Como se sabe la cuenca petrolera, además del territorio del sur mendocino abarca el territorio pampeano.

Benítez averiguó con sus pares de aquella provincia y corroboró que La Pampa otorgó la explotación por la porción del área ubicada allí previa cancelación de todas las deudas que registraba.

Justamente entre esas deudas está la generada por mala liquidación de las regalías utilizando los mismos argumentos que esgrimió Benítez en su reclamo.

Esta consulta al gobierno pampeano también quedó registrada por nota 70-S-2008 remitida al Ministro de Hacienda, la cual se encuentra en la Secretaría Privada del Ministerio de Hacienda desde el 20 de noviembre del año pasado.

Sin licitación, casi un error, y un acuerdo que no fue

En octubre pasado estuvieron gestionando un acuerdo por el cual se compensaba la deuda que registraba Petroandina Resources y que Benítez había reclamado por escrito.

Los impulsores de este convenio fueron la Gobernación, el Ministerio de Infraestructura y el Ministerio de Hacienda.

Y aquí está el antecedente por el cual el Gobierno puja todavía en la Legislatura que es la ley que le permita adjudicar obras sin llamar a licitación pública.

En ese tratado que terminó trunco el compromiso que asumiría la empresa era realizar distintas obras como caminos de acceso al área de explotación (dicen quienes conocen el lugar que no son necesarios y son de uso se exclusivo de la misma empresa y sus proveedores).

También asumiría la construcción de una sala en el Hospital de Malargüe, una escuela en Malargüe, y un mini centro cívico en Malargüe además de 500 mil pesos para la Subsecretaría de Hidrocarburos.

Finalmente la Fiscalía de Estado le aconsejó a Jaque, informalmente, que previo debían lograr la pertinente autorización legislativa, porque implicaba una excepción a la Ley de Obra Pública (lo que exactamente está intentando ahora pero para cualquier obra pública), además de imprecisiones en cuanto a la cotización de las obras, y el cronograma de cumplimiento.

Comentá la nota