Jaque le dijo a Macri que la seguridad en Mendoza "está mejorando"

Jaque le dijo a Macri que la seguridad en Mendoza "está mejorando"
Celso Jaque recibió al jefe de gobierno porteño con el que hablaron sobre problemáticas en común entre Mendoza y la Ciudad de Buenos Aires. "Hablamos de cosas positivas, el gobernador me comentó que la seguridad está mejorando", deslizó Mauricio Macri.
Esperó unos diez minutos en la puerta de Casa de Gobierno, hasta que desde el cuarto piso le dieron el okay para subir. Allí, Mauricio Macri volvió a encontrarse con la prensa que le recordó el perfil ultrakirchnerista de Celso Jaque, a lo que el ex presidente de Boca Jrs. señaló: "Y...podría ser mejor ¿No?".

Por cuestiones de protocolo, el gobernador de Mendoza recibió al jefe de gobierno porteño, un breve encuentro en el que ambos mandatarios hablaron sobre la seguridad, una problemática que comparten nuestra provincia y la Ciudad de Buenos Aires.

"Hablamos de cosas positivas. El gobernador me comentó que está mejorando este tema de la seguridad", confió Macri a los periodistas en la conferencia de prensa. El mandatario mendocino también habló con su par capitalino sobre otros aspectos de su gestión que estarían "levantando vuelo": "Me comentó que el programa de reinserción de empleo, está mejorando", apuntó.

Sin embargo, Jaque admitió no haberle comentado su última propuesta para combatir la inseguridad: la castración química de los violadores a fin de evitar la reincidencia en los abusos sexuales.

"Sería interesante que el gobernador después me transmita la opinión de los expertos", sostuvo Macri, recordando que la Ciudad de Buenos Aires también había sufrido una ola de violaciones.

Ese fue uno de los pocos momentos en que Jaque dejó de mirar la mesa, observó atentamente a Mauricio Macri y asintió con la cabeza ante los dichos del invitado.

Pero también, el breve encuentro que compartieron sirvió que ambos gobernantes conversaran sobre la coparticipación, "un sistema de repartición que tiene iniquidades", juzgó Macri, logrando que Jaque volviera a asentir.

Y si bien podría pensarse que ideológicamente Jaque esté más cerca de Macri que de los Kirchner, fue inevitable suponer que el matrimonio presidencial podría castigar al gobernador de Mendoza por sacarse la foto con una de las figuras de la oposición.

"A mi me gusta hablar de futuro y de lo que piensan los mendocinos. Somos dos personas que tenemos responsabilidades de gobierno y la mayor riqueza que tiene nuestro país es que podemos pensar distinto", aclaró Jaque, y negó que el Gobierno nacional fuera a tomar represalias contra él por sacarse una foto con un opositor al kirchnerismo.

La candidatura y el superclásico

Con todo, Macri no sólo evitó pronunciarse políticamente sobre su posible candidatura presidencial a 2011.

"Estamos convocando a la gente a sumarse al PRO, que va a tener una muy buena propuesta en 2011, pero ya se verán cuáles son los candidatos", respondió.

- ¿Pero le gustaría ser candidato?, retrucaron.

"Si me necesitan, voy a estar", deslizó el jefe de gobierno porteño para salir del paso.

A diferencia de otras épocas, cuando presidía al club de la ribera porteña y gustaba coquetear con el periodismo arriesgando apuestas para los superclásicos -como el que se juega este domingo próximo en el Monumental-, en este caso optó por limitarse a la investidura de jefe de gobierno.

Para evitar un pronóstico sobre el partido entre Boca y Ríver, tomó una salida por demás particular:

"Voy a parafrasear a Cobos: no podemos no ganar", señaló antes de retirarse acompañado del gobernador mendocino y partir a firmar un convenio cultural con el intendente capitalino Víctor Fayad.

Comentá la nota