Jaque demandará a petroleras por $ 37 millones

La Provincia denunciará que, en 2003, las empresas acordaron entre sí declarar un precio menor al real para pagar menos regalías.
En los próximos días, el gobierno de Celso Jaque entablará demanda contra empresas petroleras que explotaban crudo en Mendoza en el año 2003, reclamando el pago de diferencias por regalías por 37 millones de pesos. Así lo pudo confirmar Los Andes en fuentes oficiales, por lo que se estima que esta misma semana la Fiscalía de Estado de Mendoza radicará esta acción judicial ante la Suprema Corte Nacional en Buenos Aires.

Aunque la Provincia ya ha entablado acciones judiciales anteriores contra empresas petroleras por diferencias en liquidaciones -cuyos reclamos generalmente han sido reconocidos-, en esta oportunidad el rasgo distintivo de la demanda es la detección de "maniobras de precios" acordados a la baja entre las petroleras, con la finalidad de pagar la mitad de las regalías que debían liquidar al Estado provincial. "Existen pruebas de estas maniobras", aseguró a Los Andes un vocero.

Al parecer, la existencia en la provincia de varios vendedores (las empresas que extraen crudo) y de un solo comprador de crudo para el mercado interno -la Refinería de YPF en Luján- deja margen para la aparición de negociaciones de precios convenientes para las empresas, a costa de las regalías que se deben pagar al fisco.

No trascendió el nombre de las empresas sospechadas en estas maniobras, pero entre las apuntadas se encontrarían Repsol YPF y las petroleras actuantes en la provincia en 2003: la canadiense Vintage-Alberta, la norteamericana Chevron-Texaco (Vitrix), las argentinas Santa Fe y PeCom (en ese momento con un traspaso negociado a la brasileña Petrobras) y las empresas locales Chañares Herrados y Tecnicagua. Algunas de ellas vendieron o transfirieron, mientras que otras continúan explotando pozos en la actualidad.

En Mendoza, la actividad petrolera está altamente concentrada en la española-argentina Repsol-YPF que maneja más del 80% de la producción, a lo que agrega el control del total de la refinación y el manejo de la mayor parte de las estaciones de servicio de la provincia.

La demanda contra las empresas petroleras no será la única novedad del sector durante los próximos días. Es que antes del 30, el Gobierno entregará las doce áreas petroleras revertidas ya concesionadas para exploración y explotación; en once días más se llevará a cabo la ronda de negocios entre operadores, empresas de servicios y sindicato -buscando alianzas estratégicas- y el próximo 3 de diciembre tendrá lugar en Mendoza la reunión de las provincias productoras de petróleo, nucleadas en la Ofephi.

Radiografía

Mendoza es la cuarta provincia productora de petróleo de la Argentina (tras Neuquén, Chubut y Santa Cruz) y ya hace tres décadas que perdió el liderazgo extractivo que logró durante los '70. Pero aún se mantiene al frente en su capacidad de refinación de crudo, ya que la destilería de Luján de Cuyo es la segunda del país, luego de la de La Plata. Más de la mitad de la riqueza industrial de Mendoza es aportada por el procesamiento de petróleo que permanece por encima del aporte de la agroindustria y las bodegas. Y si este valor se suma al de la extracción de crudo alcanza el 21% del producto bruto geográfico de la provincia.

Nuestra provincia cuenta con siete departamentos productores de hidrocarburos: Tupungato, Luján, Maipú, Rivadavia, San Carlos, San Rafael y Malargüe, este último con más de la mitad de la producción provincial (56%). Luján tiene el 12% y Rivadavia el 11%.

En 2003 -el año en el que se detectó la causa de la demanda del Estado mendocino- el anuario de la Dirección de Hidrocarburos de Mendoza confirmaba que "las inversiones dieron fruto en el yacimiento de Cañada Dura, del área Vizcacheras". Y destacaba que "los resultados que se están consiguiendo en dos pozos de la empresa argentina Chañares Herrados". Al tiempo que concluía que el subsuelo de Mendoza tiene "posibilidades ciertas de mantener y mejorar" los actuales niveles de producción, "sobre todo en el área de Llancanelo con reservas comprobadas por 8 millones de metros cúbicos". No se descarta que la demanda pueda extenderse en el futuro a otros ejercicios posteriores a 2003.

Comentá la nota